miércoles, 28 de diciembre de 2016

Inmarcesible

A aquellos que del  fondo de su pecho me amaron, ama mi corazón reconocido.
Profunda gratitud para cuantos pasaron junto a esta prisión mía y escucharon atentos mi música más fuerte, antes de que siguieran el habitual camino y ... dejaran de oírme.
Mas, tú que dejaste a tu pie el instrumento de tu arte inmarcesible para escuchar los cantos que en medio de mis lágrimas, en medio de suspiros, exhalaba mi voz  ... debilitada y triste
¡Enséñame vocablos para darte las gracias!
... para expresar de lleno mi alma en el futuro.
Que sean su voz y salude desde esta, mi vida pasajera, al amor que no muere.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Soy un silencio recompuesto de pequeñas vidas anteriores

¡Adiós! Y si es para siempre,
aún para siempre, adiós:
aunque sin saber perdonar, nunca
contra ti se sublevará mi corazón.
Si ese pecho ante ti quedase desnudo,
donde tu cabeza tan frecuentemente descansó.
Mientras ese plácido sueño te invadía
que nunca puedas volver a conocerlo.
Aunque el mundo por ello te ensalce,
aunque se muestre a favor del golpe,
hasta sus alabanzas deberían ofenderte,
al fundarse en el dolor de otro:
Aunque mis muchas faltas me desfigurasen,
¿no hallaría otro brazo,
que el que una vez me abrazara,
para que me infligiera herida incurable?
Pero, no te engañes;
el amor puede hundirse en lento decaer,
pero por súbita sacudida, no creas
que los corazones así podrían desagajarse:
Así y todo el tuyo su vida retiene;
así y todo debe el mío, aunque sangrando, latir;
y el pensamiento imperecedero que duele
es que no volvamos a encontrarnos.
A lo mejor conoces todas mis faltas,
pero de mi locura nada conocerás;
todas mis esperanzas, adonde vayas,
marchitas, sin embargo, contigo van.
Todo sentimiento se ha desalentado:
el orgullo, que ni un mundo podría doblegar,
ante ti se doblega, por ti abandonada;
hasta mi alma ya me abandona:
¡Adiós! ... así desunidos,
desgajados de cualquier lazo más cercano,
seco el corazón, sola y agostada,
más que esto ... apenas si puedo morir.

jueves, 15 de diciembre de 2016

El gesto de la muerte (relato tradicional sufí)

Érase una vez, en la ciudad de Bagdad, un criado que servía a un rico mercader. Un día, muy de mañana, el criado se dirigió al mercado para hacer la compra. Pero esa mañana no fue como todas las demás, porque esa mañana vio allí a la Muerte y la Muerte le hizo un gesto.
Aterrado, el criado volvió a la casa del mercader.
Amo -le dijo-, dame el caballo más veloz de la casa. Quiero partir hacia la ciudad de Samarra. Esta noche quiero estar lejos de Bagdad.
Pero, ¿por qué quieres huir? -le preguntó el mercader.
Porque he visto a la Muerte en el mercado y me ha hecho un gesto amenazante.
El mercader se compadeció de él y le dio el caballo, y el criado partió con la esperanza de estar por la noche en Samarra.
Por la tarde, el propio mercader fue al mercado, y, como le había sucedido antes al criado, también él vio a la Muerte.
Muerte -le dijo acercándose a ella-, ¿por qué le has hecho un gesto de amenaza a mi criado?
¿Un gesto de amenaza? -contestó la muerte-. No, no ha sido un gesto de amenaza, sino de asombro. Me ha sorprendido verlo en el mercado Bagdad por la mañana, cuando tengo una cita con él por la noche… en Samarra.

martes, 13 de diciembre de 2016

Terciopelo rojo ... azúcar dulce

Robaré la mansedumbre a tu álter ego
e instalada en su rodal
podremos pervertirnos en pulmonar lazo ...
conforme se crucen nuestras panorámicas.
No me digas no ... no digas nada,
y déjame adentrarme en tu chaleco
por esos bolsillos donde la distinción
se para aburrida ... o en sobresalto.
De seguido daremos lo mejor de nuestro afecto
arrasando el descrédito que por humano
envilece y deroga a los hipócritas.
Usaremos en instintiva factoría
exacta aguja, para en la misma fiebre.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Libre albedrio o como percibo la Biblia

Como la levadura y su fermento
eleva la materia, y así es ya útil
el condimento; igual que la semilla
en el surco prepara las futuras almendras,
antiguo camarada de los días brillantes
y de las noches en soledad,
viejo como un ajado cuero,
novísimo cuando el miedo te acerca a mi lámpara,
quisiera llamarte, Señor,
con la misma voz del tullido
o con la salmodia del ciego
a la puerta de los mercados de arena.
Era por Tiberíades
donde dormí la dulce cercanía,
sabiéndote varado como una red que el agua
llena de peces.
En el suelo quedaba,
flotante majestad de las sandalias,
de tu barba perlada por una sal marina,
la vida tan segura.
Y así el justo salario repartido,
de la hogaza de pan, saciada el hambre
y fue limpio el reposo,
extendido letargo del obrero,
luego que la jornada de labor
amedrenta los ojos.
Como si con la de salváramos la tierra,
solamente,
tuvimos el derecho de temblar,
aunque un instante sólo,
el necesario para mojar la frente,
fuera en las almas
aquel de los relámpagos,
y de la mar partida por los vientos que no te conocían.
Camarada del éxtasis,
deja que explique ahora,
cuando tan sólo eres una remota llaga
de la crucifixión,
que no fuimos avena de tu pan en las aguas,
firme harina imbatida,
más bien huérfanas migas de esta sucia corteza
que tu mano bendijo camino de Betania.
 

lunes, 5 de diciembre de 2016

En vez de los destierros invocas a la Virgen

Infinitamente varia eres en el mundo exuberante, Señora de la Múltiple Magnificencia.
Tu senda está regada de luces
Tu contacto estremece en un brotar de flores
La cola de tu vestido gira en remolinos de danza entre las estrellas, y  de incontables tonos tiene ecos ... en mundos innumerables de señales y colores.
Única y sola en la insondable quietud del alma eres ... Señora del Silencio y de la Soledad.
Visión estremecida de luz ... loto solitario abierto en el tallo del Amor.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Como ser oveja y no morir en el intento

Quien a redil somete, a hierro espere.
¿Dónde desala la mar su maremágnun?
En el redil, pezuñas clavan tierra...
en la alcoba nupcial del hormiguero.
Este derrumbe sucedió al legado
de quien a hierro espere
... herrumbre sueña.
Llegó un alado porvenir.
Entonces,
pensó que sólo muerte disemina
quien túmulos hereda.
Y tejió reposteros funerarios
... con los hilos de olor de la albahaca.

martes, 29 de noviembre de 2016

La obscuridad del mundo nos une para siempre

Un ojo torpe pasa y se detiene,
observa el cimarrón, gírale en torno;
le tapa el sol ... le tapia el aire puro,
le inmola en el tapiz de su aposento
y le lapida luego en piedra inerte.
Muestra el fósil más tarde.
La secta se entusiasma ante el batracio
descomunal del hombre.
Qué hermosa cetrería
la calle extinta ofrece.
Aquí levanta
las pérgolas ornadas con cabellos;
corta muñones, y ... con ellos forma
emblemas.
Un monóculo esconde el ojo torpe,
el azogue del vino inmola la mirada,
se abrevan en manteles.
Sudarios son, que al cuerpo apiadan luego
... de que los tiros vengan destrozando los pechos.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Arroja tu pan sobre la superficie del agua (Eclesiastés 11:1)

He visto, por mis sueños inventados,
otro distinto ser, de ese diario
cuerpo que va curvando su cansancio....
Sé que ya no repara en otros habitantes,
sino que ciegamente sigue el peregrinar
que crece de sus piernas, y se muda
en el cuévano indómito del hondo corazón.
Quisiera poseerte sobre una tiniebla,
oh realidad mudable, y allí bastarme siempre
de lo que así acontece, para poder decir:
qué patria; cuál mi casa; qué amistad es la perenne,
y no andar transformándome cada vez que se inmola
la vida en tu cortejo.

martes, 22 de noviembre de 2016

Tristezas yo sentí partiendo

Un mar va a permanecer esperándote ... y yo cantando; el sol dispersará millones de más de cristales ... y en tu viaje hasta los pájaros te acompañarán, haciendo cosquillas a mi corazón que dice: ven amado ... ven a mis brazos ... ven a morar conmigo ... ese amor que es generoso nos hace la vida más amada ...
Sabes lo que yo querría ahora mi bien: salir ... llegar fuera y encontrar a alguien que no me dijese nada ... no me preguntase nada también ... que me ofreciese unos brazos ... un hombro, dónde desahogar casi todo el desengaño ... más la vida anda loca ... las personas son tan tristes ... los amigos son amigos de nadie ...
Sabes que es lo que más quiero ahora mi amor: vivir en el interior de mi interior para entender porque se agreden ... se empujan por un abismo ... si debaten ... si combaten ... sin saber ...
Mi bien ... deseo llorar hasta cansarme, irme a cualquier lugar donde el amor me pueda oír contar nuestra historia con el alma llena de sentimiento, y escribirla con sangre ...
Tinta sangre del corazón ...

martes, 15 de noviembre de 2016

El País de Todoloqueheencontrado (Cuento)

Si alguno llegara a saber dónde está el palacio de mi rey, el palacio desaparecería en el aíre.
Sus muros son de plata y el techo de oro vivo.
Su reina vive en un alcazar que tiene siete patios y lleva una joya que costó lo que valían los siete reinos.
Pero déjame decirte bajito dónde está el palacio de mi rey, mira ... está en aquel rincón de la azotea, donde está la maceta de albahaca.
La princesa duerme encantada en la última playa de los siete mares que nadie pudo pasar. Tiene los brazos llenos de brazaletes y gotas de perlas en las orejas. Se despertará cuando yo la toque con mi varita de virtud, y cuando sonría se le caerán las joyas de sus labios. 
Pero déjame decirte bajito ... la princesa está en aquel rincón de la azotea donde está la maceta de albahaca.
Cuando sea la hora de irte a bañar al río, sube a la azotea. Yo estaré sentada allí ... en aquel sitio en que las sombras de las dos paredes se juntan.
Sólo a la gata le consiento estar conmigo ... porque la gata sabe dónde vive el barbero del cuento.
Pero déjame decirte bajito donde vive el barbero del cuento ... vive en aquel rincón de la azotea, donde está la maceta de albahaca.

jueves, 10 de noviembre de 2016

El Amor se escribe bonito y se hace salvaje

El Amor debiera ser plegaria silente
aunque la mía retumbe en catedrales.
El Amor ... grafología de la sensación concisa ...
agota el tintero inmortalizando lo escrito.
Del Amor es la jaula sin reja donde el mirlo
vuelve en la mañana a estrenarnos su canción;
a veces, presentada en lacrimosa inquietud,
se convierte por inherencia en nidal.
Al Amor no le importa hábito ni túnica,
sabe que el larario nos modernizará el trastero
sustituyendo sus cintas los cordeles.
Mi Amor es pluma de papagayo
que arrancada mantiene su color
y ... sigue elegante adornando tu sombrero.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Duelo por un suicidio

Estiraron las mantas, apilaron las ropas de ella sobre la cama ... las empaparon de nafta.
Vaciaron el bidón sobre el video y el grabador ... salieron de su casa y prendieron fuego, observando hasta que lo único que quedó fue su chasis quemado.
Se juntaron y salieron de allí.
Acamparon durante una semana detrás de un edificio de vidrio ... él cayó en un duelo alcohólico por la mujer muerta.
Mientras los demás hurgaban en las calles, entre otros espectros, algunos de los cuales también entendieron que más allá de los límites de la respetabilidad ... donde la razón y la civilidad muestran su segundo rostro
... es difícil sepultar a los espectros.

domingo, 30 de octubre de 2016

I Feel The Earth Move

En el vacío del amor, en un tiempo lunar, lívido y frío ... nace la envidia.
De la caída de la tarde, de lo que se desliza ya desde la noche y solapado alarga su sombra por los muros como amarilla hiedra ... nace la envidia.
De lo que se carcome y no consiste mas que en su desvivir, del reverso del aíre ... nace la envidia.
En la doble faz de los espejos o en largos corredores que nunca desandamos ... nace la envidia.
En herrumbrosas cerraduras, en pozos cegados, en los respiraderos de la vida o en la destilación amarga de lo nunca vivido, en las grietas del tiempo ... nace la envidia.
En el desasosiego de ser sin nunca tener centro, en láminas heladas sin dimensión de fondo, en imágenes planas que crecen hasta el cielo de la pasión del hombre, nunca suya ... crece la envidia.
Nace como la noche de inagotable ausencia.
De muros arañados.
De vacíos espacios.
Perpetua y giratoria ... sobre el rostro lunar del que más ama.

 

jueves, 20 de octubre de 2016

Plegaria

Ocurre contigo que eres como los abedules ... no debo hablarte de modo personal.
Muchas cosas han pasado entre nosotros.
¿O sólo me ocurrieron a mí?
Me siento culpable, culpable, te pedí humanidad ... no soy más menesterosa que los otros.
Pero la ausencia de todo sentimiento, de la menor preocupación por mí ...
También podría dirigirme a los abedules como en mi vida anterior ... dejemos que lo hagan del peor modo, déjales que me entierren con los románticos, que sus hojas amarillas y afiladas caigan sobre mí ... y me cubran.

viernes, 14 de octubre de 2016

Ninfa

No yo, tonta, no yo sino nosotras, nosotras ... olas azules y celestes como una crítica al cielo.
¿Por qué atesoras tu voz si ser algo es lo que sigue a no ser nada?
¿Por qué alzas los ojos? ... ¿para oír algo así como un eco de la voz de Dios?
Sois todos iguales: solitarios, de pie sobre nosotras, planificando vuestras vidas absurdas.
Vais donde se os manda, como todas las cosas, donde el viento os plante, unos y otros mirando siempre hacia abajo ... viendo alguna imagen del agua y escuchando qué olas
... y sobre las olas, pájaros cantando.

viernes, 7 de octubre de 2016

Lamento por una muerte

Los soldados, en fiero cabalgar, han herido de muerte a mi cervato.
¡Cuánta crueldad la suya! ... nada ganan matándote.
Jamás cuando vivías les hiciste algún daño; y tu  muerte no les causa ningún bien.
De cierto ningún mal les deseaba; ni tan siquiera ahora ... ni mañana; pero si puede una plegaria mía conseguir el olvido de los cielos para este crimen ... verteré mis lágrimas con ese fin.
No obstante, mucho temo que un  hecho así no va a quedar impune.
El rey del cielo lo recuerda todo y ... tiene cuanto se hace consecuencias.
Hasta los animales se merecen un justo sacrificio, de otro modo pasa a ser condenable darles muerte.
Aunque lavaran sus culpables manos en esta sangre tuya que es herida para mi corazón ... no se limpiaran.
Pues su mancha procede de una púrpura como no hay otra igual en todo el mundo que se pueda ofrecer por su pecado.
 

sábado, 1 de octubre de 2016

Un balcón con vistas

En cada vida hay un momento o dos.
En cada vida ... una habitación en algún lado ... junto al mar o en las montañas.
Como todas las imágenes, fueron éstas las condiciones de un pacto:
un rayo de sol que tiembla en tu mejilla
mi dedo que presiona tus labios
las paredes blancas ... su agrietada pintura.
La habitación existe aún, con su balcón, sus vistas al mar.
Una habitación cuadrada y blanca ... con la sábana deshecha al borde de la cama.
No se ha disuelto en nada ... no se ha vuelto real.
Por la ventana abierta el aire marino huele a yodo.
Un hombre grita a un niño que salga del agua.
El niño tendría ahora veinte años.
Alrededor del rostro se agita el pelo húmedo, con vetas de color castaño.
Muselinas
un pesado jarrón
unas cuantas poenías
... un temblor plateado.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Ser canción

Como un corazón protegido, la flor rojo sangre de la rosa silvestre se abre en la rama más baja, sostenida por la enmarañada masa de un enorme arbusto: florece contra la obscuridad que es el fondo constante del corazón, mientras las flores mas altas se pudren, se marchitan; sobrevivir a la adversidad solamente acrecienta su color.
Pero tú no lo crees, piensas que si éste fuera un jardín real y no un poema ... entonces la rosa roja no tendría por qué parecerse a nada
... ni a otra flor
... ni al corazón ensombrecido
que late a ras de tierra, mitad marrón ... mitad carmesí.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Hágase la luz

Cuando subyugaron la vida mediante la mentira ... fui revolucionaria.
Cuando insistieron en normas contra la naturaleza ... fui revolucionaria.
Con vivo sufrimiento he padecido.
Cuando la libertad estuvo al servicio de la palabrería ... fui revolucionaria.
Cuando ensuciaron el arte con sus habilidades ... fui revolucionaria.
Y ... he regresado de vuelta hacia el origen.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Pecado capital

¿Qué diferencia rige el juego amoroso?
¿De qué fuentes tan diversas procede estar a su lado e imaginarla?
Al ser tan sólo una apariencia ... los sentimientos se avivan si se aleja ...
La avidez es breve ... pronto se alcanza el final y se sienta lo que se sienta ... nada es demasiado.
Con gusto se entraría en el juego de estar junto a ella.
¡Cómo me emociona, sin embargo, cuando está lejos!
Se renueva y aproxima continuamente mientras permanezco infinitamente arrobada porque ella en persona está aquí y
... ¡puedo sentir lo que siente!.

martes, 13 de septiembre de 2016

Under The Waterfall

¿Quién renunció a esta cascada antes que yo, a ser bendecida por este sol?
¿Quién antes de mí se mantuvo erguida y orgullosa a la orilla de la eternidad?
Estoy aquí invitada por Dios, y soy tan apreciada como cualquier otro animal....
Nadie hay salvo yo misma y ... quiero bañarme libre de mi.
Lo que cree ya no quiere acogerme.
Hoy he regresado al seno del milagro ... estoy sola en el mundo de Dios donde este rayo de sol me pertenece.
Placer sin sufrimiento, amor sin lastre, pulsión natural sin vergüenza ni límites.
Lejos, bajo mis pies, todo es duelo y flaqueza ... ¡qué estabilidad tiene la cascada!
Cómo bendicen mis pensamientos esta tierra soleada
... antes de la llegada de la noche.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Después del entierro

Mi jardín es un cementerio de platos y tazas; si no es así ... hay un elefante en un bazar en el centro de la tierra.
La excavación de cada año revela un nuevo tesoro y hay democracia en todo lo roto.
Una cerámica decorada de azul cae al lado de un diente de león ... la loza de La Cartuja y la porcelana rosada de la boda son azotadas vivamente por la misma lluvia de Septiembre ...
Todo se iguala ahora en la roca marrón ... no todo prestó igual servicio ni su pérdida se lamentó del mismo modo.
Sin embargo ni un fragmento reveló nada.
Ni una palabra ... de todas las que oyeron ... lo que vieron.
Las manos que los utilizaron con brusquedad o cuidado: mudos testigos de los hambrientos saciados y de los sedientos satisfechos.
De las raras oportunidades de comunión antes de que fueran rotos o devueltos ... arcilla a la arcilla ... habiendo atravesado el fuego y
... sido recipientes por un rato.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Estoy sentada aquí, no tengo prisa

Mis ojos, haciendo de pintores, han trazado tu bella forma en el lienzo de mi corazón, mi cuerpo es el bastidor que la rodea ... dando perspectiva al mejor arte del pintor.
A través del artífice verás su maestría ... para descubrir donde tu más fiel retrato reposa ... siempre colgado en el taller de mi pecho ... con ventanas acristaladas para tus ojos.
Verás ahora qué mutuo buen servicio ocular se ofrecieron ... mis ojos han dibujado tu figura ... y los tuyos ventanas en mi pecho son ... por las que gozar el sol donde deleitoso pasa ... contemplándote.
No obstante su astucia ... mejorar desearían la gracia de su arte ... pues pintan lo que ven
... y del corazón no saben.
Mis ojos reproducen vendavales ... irisando los albores de tu nido.
Mis ojos, envanecidos del soporte, se disuelven de amor en acuarela ... por estar dentro, contigo
... su pintor.
 

viernes, 2 de septiembre de 2016

Paura

El amor tiene que tomarnos desprevenidos porque ninguno de nosotros pagaría el precio del amor si lo supiéramos.
Porque, ¿quién pagará para ser destruido?
La destrucción es tan segura ... tan evidente ...
mucho más difícil de trazar, menos evidente, es la segunda vida del amor, un huevo de gaviotín, revelado y escondido en un nido de piedras sobre una costa pedregosa.
Lo que parece una piedra no es piedra.
Ese pulso vulnerable que puede sostenerse en la palma de una mano puede sobrevivir para viajar por los óceanos más cálidos y helados del mundo
sus alas estrechas
el latido de su pequeño corazón
... la distancia entre los polos.

viernes, 26 de agosto de 2016

Viola D´Amore

A veces el amor se muere, pero a veces, como un torrente sobre roca porosa, desciende en la obscuridad interior de una colina, se une a otros torrentes ocultos para viajar a ciegas como el pez blanco de la cueva.
Renuncia a un cauce subterráneo por la caverna que pasa por debajo.
Sin ser visto, modela la colina, y, como las cuerdas ocultas de la Viola D´Amore, hace que la colina reverbere,...
de modo que la gente que allí pasa
se pregunta por qué canta la colina
... se pregunta por qué encuentra pozos.

domingo, 21 de agosto de 2016

You Again?

Mira cómo el azar, siempre tan hábil, se encarga de añadirme un buen disfraz ... hojas de roble a modo de bordado con orugas reptantes, y la hiedra tomándose confianzas y lamiéndome, tirando de mi cuerpo y abrazándolo.
Con tal capa pluvial extravagante parezco un gran obispo de los bosques.
Y ... me dejo caer en un desmayo sobre lechos de aterciopelado musgo ... mientras el viento fresco entre las ramas acaricia mis agitadas sienes ....
gracias, oh musgo, por darme descanso, y a ti, oh fresco céfiro, que oreas pensamientos y cabellos ... aventando toda broza de mi mente.
He acampado mi espíritu detrás de estos árboles, firme y puesto a salvo.
La belleza ... que apunta mi corazón ... quiebra en un árbol su saeta inútil, y el mundo aquí ya es incapaz de herirme
... pues sus flechas no pueden alcanzarme, aunque desde mi lugar seguro, hostigo a sus jinetes todo el día.

jueves, 18 de agosto de 2016

Attenzione

A veces no hay nada, absolutamente nada, que hacer sino observar
y esperar
y dejar que el reloj que divide nuestros días nos suelte hasta que la mente sea capaz...
de confiar en la tormenta
de soportar nuestro peso de carne y hueso
de hacerse cargo de respirar el ritmo de la sangre
un ritmo sostenido entre dos respiraciones
un llanto de recién nacido
un último resuello ...

lunes, 15 de agosto de 2016

El fulgor

Después de tanto y de la corrosión del musgo y de las alas
Después de la metódica destrucción del amor y el aire que se abate como un pájaro muerto
Después de haberme revestido en vano de luto melancólico...
... en la ciudad nocturna
... en la proximidad de un río
... en las calles desiertas, una imagen de mí, perdida, vuelve, me mira ... se despide.
Yo le tiendo la mano.
Qué distancia.
Adiós.
No volveremos.
Sálvame ...

domingo, 14 de agosto de 2016

Running On Empty

Marzo ... ha cruzado alguien la nieve, alguien en busca de no sabe qué.
Es como un bote que ha zarpado de una costa, de noche, y ... desaparecido.
Es como una guitarra dejada en una mesa por alguna mujer ... hasta olvidarla....
Es como la sensación de un hombre que ha venido otra vez ... para ver cierta casa.
Soplan los cuatro vientos por la rústica pérgola ... bajo sus colchones de parras.

martes, 9 de agosto de 2016

Las guaridas de las emociones

Las emociones tienen lugares donde se sienten fuera de peligro y guardan las cosas que más aprecian.
Cuevas: En estas cavidades subterráneas algunas emociones se refugian del exterior. Allí buscan la obscuridad para crecer; se encuentran cómodas alejadas de la luz.
Agujeros: Estas guaridas son pasajeras, ya que se aprovechan para salir de un apuro.
Umbral: Sitio principal donde empieza cualquier cosa. En él permanecen algunas emociones hasta ser perceptibles.
Tejidos: Entre hilos se esconden las emociones para anudar lo que parece alejado. Se enredan y desenredan en los cordones del mundo.
Alas: Órgano par de hueso, carne y plumas que utilizan algunos animales para volar. Medio de transporte preferido de las emociones más elevadas.
Estrellas: A pesar de que las estrellas también se mueren, muchas emociones encuentran ahí un brillo de inmortalidad. Les gusta tumbarse en sus puntas y comer la hierba que allí crece cargada de energía. Desde estos cuerpos celestes creen que guían el destino de los hombres.
Arrugas: Quizá sean las guaridas que más conocen las emociones. Les gusta el calor de la piel y también su olor. Allí encuentran magníficos refugios y, entre sus pliegues, esconden secretos y cosas de valor. Por eso no entienden por qué los adultos borran los dibujos que tanto les ha costado hacer.



 

jueves, 4 de agosto de 2016

Marilyn Monroe

Nada más, que la fama diga el resto.
No habrá mejor elogio que su nombre.
Si en vida rechazó cualquier lisonja ... menos amable fuera tras su muerte.
De ella nadie jamás pudo hablar mal y ... no es éste el momento del halago.
Ni el ingenio mejor ni el más amigo va a poder elogiarla dignamente.
Decir que fue las más casta doncella en esta edad tan libre y disoluta; y que cuando es el vicio lo que reina, jamás de su virtud se avergonzaba, negándose también a envanecerse.
Que su alma ... tan pendiente de los Cielos no reparaba en nada ... iba y venía en alas de incesantes oraciones.
Que dispuesta a pagar su última deuda, cifraba así su vida diariamente: por la mañana toda ella modestia, al mediodía plena claridad, mansedumbre en la tarde, por la noche frescor.
Todo eso es verdadero, pero ¡las palabras usadas son tan pobres!.
Mejor fuera decir ... ahora ha muerto.

 

martes, 2 de agosto de 2016

The Inner Lover

Luzca la luz primera del crepúsculo, como en un cuarto en el que descansamos y, por cualquier razón, pensamos que el mundo imaginado es el bien máximo.
Esta es ... por tanto ... la cita más intensa.
En este pensamiento nos recobramos, a partir de toda indiferencia ... en una sola cosa ... dentro de una única cosa, un único chal, muy ceñido a nosotros, pues somos pobres ... un calor ... una luz ... un poder ... la influencia milagrosa....
Aquí, ahora, nos olvidamos mutuamente y de nosotros mismos, sentimos la obscuridad de un orden, un todo, algún conocimiento, aquel que concertó la cita, dentro de su confín vital, en la mente.
Decimos que la imaginación y Dios son uno ...
... a qué altura la vela más alta luce en la obscuridad.

domingo, 31 de julio de 2016

Seis décadas después

Es una ilusión que llegásemos a estar vivos, a vivir en las casas maternas, a organizarnos conforme a nuestros propios movimientos ... en una libertad de aire.
Mira la libertad de hace sesenta años.
No es aire ya....
Siguen en pie las casas, aunque están rígidas en una rígida vaciedad.
Ya ni siquiera quedan nuestras sombras ... sus sombras.
Las vidas que vivieron en la mente están ya terminadas.
Nunca estuvieron ... los sonidos de la guitarra no estuvieron ni están.
Absurdo ...

lunes, 25 de julio de 2016

Oda sobre la luz de luna

La única luz de luna, en noche de color sencillo, como un simple poeta que en la mente da vueltas a la igualdad de su vario universo, brilla sobre la mera objetividad de las cosas.
Es como si ser fuera ser observado, como si, entre los posibles propósitos de lo que uno ve ... el que primero está ... la superficie, fuera el propósito de ser visto, la propiedad de la luna ... lo que ella evoca.
Es desvelar la presencia esencial, digamos, de una montaña..., extendida y elevada casi a un sentido, un objeto menos ... o bien desvelar en la figura que aguarda en el camino un objeto más ... una forma determinada entre encorvamientos de pistolero y amante
... algún gesto en lo obscuro, un temor que uno siente en grandes vistas de aire nocturno, el cual toma esta forma, en pérgolas que son como de estrella de Saturno.

Así que esta templada ... dilatada ... atemperada quietud está activa por un poder, una vida inherente, a pesar de la mera objetividad de las cosas, cual corona de nubes en la esquina de un espejo, un cambio de color en la mente del simple poeta, noche y silencio perturbados por un sonido interior, la única luz de luna, el vario universo, pensado hasta tal punto solo para ser visto ... un propósito, vacío acaso, absurdo acaso, pero al menos un propósito, cierto y más nuevo cada vez
... hummm, cierto, desde luego ...

martes, 19 de julio de 2016

Song ...

Como un corazón protegido, la flor rojo sangre de la rosa silvestre se abre en la rama más baja, sostenida por la enmarañada masa de un enorme arbusto ... florece contra la obscuridad que es el fondo constante del corazón, mientras las flores más altas se pudren ... se marchitan.
Sobrevivir a la adversidad solamente acrecienta su color.
Pero él no lo cree, piensa que si éste fuera un jardín real y no un poema, entonces la rosa roja no tendría por qué parecerse a nada ... ni a otra flor ... ni al corazón ensombrecido ... que late a ras de tierra mitad marrón, mitad carmesí.

 

sábado, 16 de julio de 2016

Amor temprano

Ven, acércate, ámame ahora, cuando tu edad ... no desconfiada aún ... borra en la vieja frente la frialdad del recelo y los temores.
Rara cosa sería poder ver lo viejo enamorado de lo joven, pero hay en nuestros juegos la inocencia del niño.
Las beldades lo son a los quince años, aunque la tuya mañanea aprisa ... tu bello florecer no es prematuro para el amor, sí para la lujuria....
Ámame, pues, que puede arrebatarte el tiempo antes de tiempo de mi lado; de la necesidad hago virtud, aprendamos a amar mientras podemos.
Venceremos así al destino incierto; si tenía que sernos favorable anticipamos sus efectos buenos
... si adverso, los funestos conjuramos.

miércoles, 6 de julio de 2016

Night

¿Sabéis quién era yo, cómo vivía?
Sabéis de la desesperanza ... el invierno debería tener significado para vosotros.
No esperaba sobrevivir ... la tierra me asfixiaba.
Jamás esperé despertar de nuevo, sentir en la húmeda tierra mi cuerpo capaz de responder otra vez ... recordando después de tanto tiempo cómo abrirme de nuevo en la fría luz de la tardía primavera
... asustada, sí, pero de nuevo entre vosotros
... llorando, sí, me arriesgo a la alegría en el áspero viento del nuevo mundo.

lunes, 4 de julio de 2016

The Temper Of Years

Una palabra no sale sola.
Se la lleva del mismo modo que a algo esencial, una pala, digamos, o un bol ... se carga de aquí para allá cuando hay trabajo que hacer.
A veces, al cabo de un largo viaje, se le urge a que preste un servicio diferente....
El árbol conserva su registro del tenor de los años bien escondido.
Después de que la madera ha sido aserrada ... anillos ásperos liberan la canción del lugar (sequías, buenos veranos, largas heladas)
... de modo en que dolor y alegría se liberan en la voz.


 

viernes, 1 de julio de 2016

Between Two Breaths

A veces no hay nada, absolutamente nada, que hacer sino observar y esperar y dejar que el reloj que divide nuestros días nos suelte hasta que la mente sea capaz de confiar en la tormenta de soportar nuestro peso de carne y hueso ... de hacerse cargo de respirar el ritmo de la sangre, un ritmo sostenido entre dos respiraciones
... un llanto de recién nacido
... un último resuello.

lunes, 27 de junio de 2016

The Lovers

Tu belleza tendrá fin algún día, y en tu tumba de mármol no podrás oír el menor eco de mi canto.
Entonces los gusanos probarán tu tan bien preservada doncellez: tu altiva castidad ya será polvo y ... toda mi pasión sólo cenizas.
Los sepulcros son bellos y discretos ... pero nadie podrá abrazarte allí....
Ahora, por lo tanto, cuando aún luces en la piel tus colores de muchacha que parecen rocío mañanero, y mientras tu alma ansiosa por los poros rezume sus ardores más porfiados, mientras sea posible ... retocemos.
Y como aves de presa del amor devoremos ahora el tiempo nuestro
... que el paso de los días va agrietando.

miércoles, 22 de junio de 2016

Axioma

Hay dos posibilidades de sentido más allá de la que el poema indica: la primera atañe a lo que yo siento; la segunda, a lo que yo pienso de lo que siento.
Pero otra posibilidad, que no está en la primera ni en la segunda opción, habla de lo que yo pienso de lo que siento y, por otro lado, de lo que siento de lo que pienso.
Si no sé, con certeza, cuál de ellas es más cierta, es porque lo más cierto es lo incierto y ... cuanto más incierto más lo siento como cierto....
Llego, por ello, a una conclusión: la tercera posibilidad surge de las dos primeras, y lo que pienso me hace sentir que sólo siento porque pienso
... aunque también pudiera pensar que sólo lo siento por no haber sentido sin sentimiento.

lunes, 20 de junio de 2016

Inmortalizando el amor en la tinta de los versos

¿Somos un sueño soñado desde otro,
un sueño en que nunca soñó nadie,
o el espontáneo invento de una mitología
que por vanidad de prolongación nos interesa?
Si no hay óbito porque nunca existimos,
si no hay vida porque nunca fue fundada,
solo cabe un tercio excluso, modorra hipnótica será
quien no duerme ni despierta,
pero en este supuesto aletargado
se constata el arranque del parecer
que dormido despierta su belleza.
Que vele la fama el insólito testigo,
o que arda el sueño del inmolado vaticano,
o mi tenue pluma, solitaria garante de amor.

viernes, 17 de junio de 2016

Good Morning Sadness

Entre las cosas viejas busco lo nuevo.
En cada fin veo un principio; y todos los tiestos se vuelven a pegar ... aun cuando faltan pedazos ... o no se sabe a qué parte pertenece la otra.
Es igual con el poema: lo hago con palabras viejas ... las que están llenas de moho ... las que fueron relegadas a un rincón del diccionario. Algunas no sé lo que quieren decir; otras dijeron tantas veces lo mismo que ya perdí el sentido de lo que dicen. Pero cuando las pego ... en el verso ... lo que oigo tiene siempre otro sentido.
Este poema, por ejemplo, no tiene nada de nuevo.
Las palabras son fáciles, los sentidos son obvios.
Y es por eso que voy, por su interior, buscando cosas nuevas ... y al llegar a su fin veo un principio ... y sé que todo se vuelve a pegar
... como si aquí nada faltase.

lunes, 13 de junio de 2016

Crazy Love

Tú eres el resumen de mi ánfora.
¿Resumen? ... no, la ampliación telúrica de lo que amarse en esta jornada proporciona la intensidad que el duende nos regale.
Los demás son meras apariencias, acirate que docoran los cipreses para ... llegando al fondo de tu pérgola ... limpiarse con remilgado conífero mohín.
Es que en ti el pasado desmorónase, superó la belleza hoy en tu presente, sin novedad ni vejez ... todo esporádico.
Mantengo el canto y borrando tu silencio en azul greco esculpiose el pentagrama  ... para rebutir la ocarina de tu sexo.
 
 

viernes, 10 de junio de 2016

Un beso construye un sueño

¿Dónde estás, reflexiva, tú que siempre, en tiempos, deberías ir al lado ... dónde estás ... luz?
Mi corazón está pronto, pero, airado conmigo, me frena todavía la noche estupefaciente, si no, buscaría hierbas por los bosques, y acecharía una blanda presa junto a la colina y ... nunca en vano.
Ni una sola vez me engañaron tus pájaros, que venías casi demasiado a punto, atraído por mi potro o mi jardín, vacilante, a causa del corazón ... ¿dónde estás ... luz?
Otra vez vela mi corazón, pero la poderosa noche descorazonada tira incesante de mí.

miércoles, 8 de junio de 2016

La semilla de la felicidad es el instante

Yo estaba sana, y la tierra me daba los primeros ramilletes de azafrán, tomillo y trigo, y bajo el frío de las estrellas aprendí ... pero solo lo nombrable. Y conmigo, desencantando el campo salvaje y triste, se alojó el semidiós, esclavo de Zeus: el hombre derecho.
Ahora estoy sentada sola y quieta, hora tras hora, y mi memoria crea figuras de tierra fresca y nubes de amor ... porque hay veneno entre nosotros; y aguzo el oído por si acaso de lejos me viene un amigo salvador.
Luego ... a mediodía ... oigo muchas veces el carro del tonante, cuando se acerca el más conocido, cuando la casa tiembla por él, y el suelo se purifica, y mi tormento se hace eco.
Oigo luego al salvador de noche ... le oigo liberador que mata, y abajo, llena de exuberante hierba, como en una aparición, veo la tierra ... un poderoso fuego.

lunes, 6 de junio de 2016

Pastora soy de estrellas

Pastora soy de estrellas, como si tuviera a mi cargo apacentar todos los astros fijos y planetas.
Las estrellas en la noche ... son el símbolo de los fuegos de amor ... encendidos en la tiniebla de mi mente.
Parece que soy la guardiana de este jardín verde oscuro del firmamento ... cuyas altas yerbas están bordadas de narcisos. Si Tolomeo viviera ... reconocería que soy la más docta de las mujeres en espiar el curso de los astros.
Me quedé contigo a solas ... sin más tercero que la oscuridad ... mientras el ala de la tiniebla nocturna se abría suavemente; eres un hombre sin cuya vecindad perdería la vida ... ¿es que es pecado este anhelo de vivir?
Yo ... tú ... oscuridad ... parecemos ... tierra ... lluvia ... azabache.
Aprovecha la ocasión ... porque has de saber ... que las ocasiones pasan más deprisa que el relámpago. ¡Cuantas cosas que eran hacederas dejé para más tarde! ... y luego ... una vez idas ... se hicieron nudos en mi garganta. Date prisa a coger el tesoro que hallaste ... arrebata la presa
... como el Halcón en acecho.

domingo, 5 de junio de 2016

El Amor se escribe bonito y se hace salvaje

El Amor debiera ser plegaria silente
aunque la mía retumbe en catedrales.
El Amor ... grafología de la sensación concisa ...
agota el tintero inmortalizando lo escrito.
Del Amor es la jaula sin reja donde el mirlo
vuelve en la mañana a estrenarnos su canción;
a veces, presentada en lacrimosa inquietud,
se convierte por inherencia en nidal.
Al Amor no le importa hábito ni túnica,
sabe que el larario nos modernizará el trastero
sustituyendo sus cintas los cordeles.
Mi Amor es pluma de papagayo
que arrancada mantiene su color
y ... sigue elegante adornando tu sombrero.

viernes, 3 de junio de 2016

Dame una vida sencilla

Quería escribir poesía porque me había enamorado de las palabras.
Me importaban las formas sonoras que sus nombres y ellas me describian ... las acciones que creaban en mis oídos ...  los colores que arrojaban a mis ojos.
Me enamoré inmediatamente (esta es la única expresión que se me ocurre) y todavía estoy a merced de ellas, aunque ahora ... a veces ... porque conozco algo de su conducta, creo que puedo influir levemente en ellas, y hasta he aprendido a dominarlas de vez en cuando ... lo que parece gustarles.
Hay que tener el don de tratar a las palabras como a las mujeres ... conocer sus gustos, sus caprichos, sus debilidades ... parecer que se baila un tango con ellas.
Y allí estaban, aparentemente inertes, hechas solo de blanco y negro ... pero de ellas, de su propio ser ... surgirán el amor, el terror, la piedad, el dolor, la admiración y todas las demás abstracciones imprecisas que tornan peligrosas, grandes y soportables ... nuestras vidas efímeras.

miércoles, 1 de junio de 2016

The Way You Are (Happy Birthday)

Como un barco lastrado de derrotas
y nostalgias de viejas travesías,
eres ya un espejismo de bahías,
resto cansado de arrasadas flotas.
Miras alrededor y encuentras rotas
las velas que abrazaron fantasías.
Perdiste timoneles y vigías,
y entre tanto despojo sólo notas
que estás en dique seco, en un mal muelle,
clavada en tierra como un ancla vieja,
sin más abrigo que las tempestades.
Y decides de pronto sucumbir a la muerte,
por ver más allá de la madeja,
ya en el final de las curiosidades.


 

lunes, 30 de mayo de 2016

Youths Poets

Queridos hermanos, acaso madure pronto vuestro arte,
cuando, semejante al adolescente ... tras largo fermento ...
alcance la serenidad de la belleza;
vosotros sed piadosos como lo eran los griegos.
Amad a los dioses y recordad con benevolencia a los mortales,
abominad de la embriagez como del hielo ... guardaos de adoctrinar y describir,
y si el maestro os atemoriza
... pedid consejo a la gran naturaleza.

sábado, 28 de mayo de 2016

Show Fear

Descubres lo que es el poder cuando coges con tus manos el miedo de otra persona y se lo muestras ....


 

viernes, 27 de mayo de 2016

El hereje maltratado

Odio a los que hacen de la política dependencia,
ripiosos universitarios de pacotilla,
frustrados conductores de trenes inservibles
y resentidos mineros de quebrados bancos.
Odio a los que hacen dependencia de la política
para poder bramar siendo mudos,
para poder dormir en decrépitos andenes,
para poder revertir la cangalla en propio tequio.
A los que entre cornucopias dividen sus rostros,
a los que regatean el compromiso de su aula,
a los que imposibilitan la amorosa coexistencia.
No es que mi odio sea por ellos engendrado
... sino por torsos repudiados de fundamento
que dejaron ... con sus hachas calvo el bosque.


 

jueves, 26 de mayo de 2016

Stone Flower

Hoy la alífera verdad precisa de altavoces.
El planeta repleto de bífidos perjurios,
la dignidad convertida en vareada celíaca
... y nadie se atreve a atestiguarlo.
De ahí que la creación, acobardada,
se resista que la saquen a la calle
quedando postergada en tabernas y prostíbulos
... perdida toda enjundia de revelarse;
puteando mares, con solfeado estruendo,
mientras abandonaba oceánicos mamíferos
y atolondraba pájaros compestres
... se plantó.
Y como inséctil fósil
la abandonaron en un camposanto disforme
de dólmenes y menhires confiscados.

martes, 24 de mayo de 2016

Va de cuentos

Más creso que Tio Gilito.
Más carismático que Buster Keaton.
Más prepotente que Cruella de Vil
... así se sienten.
La ducal frivolidad llegó de España,
el doncellil palmito del ramalazo,
el bárbaro poderío de su nueva cuadra
... total nada,
nada que pueda compararse
a algo inarruinable, cubierto, incorrupto:
bancarrota, confidencia, sumidero.
Por todo lo de ti adquirido
al no ser nada ... nada ... nada
puedo a mi albedrío ir aireando sus factores.


 

jueves, 19 de mayo de 2016

Adiós a Dios

Si muero con oprobio ...
si mi alma no se venga de los impertinentes ...
si quedo vencida por los enemigos del genio ... en una tumba vil ...
olvídame, corazón bondadoso, no salves tampoco mi nombre de la pérdida y ... luego sonrójate, tú que me fuiste adicto ...
pero no antes.
¿Acaso no lo sé? ¡Hummm, genio protector!. Lejos de tu lado, no tardarán todos los espíritus de la muerte en pulsar las cuerdas de mi corazón hasta romperlas.
Volveos blancos, cabellos de mi juventud atrevida ... mejor hoy que mañana
... en este cruce solitario donde el dolor me postró de muerte.

martes, 17 de mayo de 2016

Wave

Mejor cornuda que desenamorada.
Preferible el silencio revestido de caricia
sabiéndote el anterior y posterior vidente
que convierte al versado en ignorante.
Disimular es inadvertir la soez apariencia
fingiendo el dolor disminuido.
La tapa es más translúcida que la página,
el vestido cubre la indiscreción al pudor.
Mi religión ubica en un templo
en el que el oficiante se siente satisfecho
computando las filas que lo atienden;
en una de sus rústicas capillas
ofrendo no enterarme que me entero
... ante la vitrina donde tu culto se celebra.

jueves, 12 de mayo de 2016

Mi percepción de tu lunar

El lunar funda su gracia
en la avaricia asimétrica del rostro,
la cicatriz en la efemérides
de una batalla ... corrida ... cacería ...
Qué importa si tatuada o simulada.
Lo sustancial es que el héroe quedó forjado,
siendo la historia torbellino de una fama
imparable que propala su belleza.
Así la tuya, temerario auriga en congosto,
se transporta sin requerir al alisio
que someta el silbido a tu hemisferio,
porque en ti el advenimiento se cuida
de anular el diálogo
que no sepa distinguir derecho ... de privilegio.

lunes, 9 de mayo de 2016

¿Cómo separar la ola de la arena?

La gran prueba de amor es la distancia,
muchos cercioran lo que yo suscribo.
El tiempo en ella funda la patente
de fidelidad por el inconmensurable evo.
Saberse privado de su trecho ...
de la lente con que se comparten dos espacios ...
de la voz que escucha allende de las máquinas ...
del relente en que cuerpos ensartados se despiertan ...
y pese a ello manteniendo ocupado el hueco
prosiguen aumentando los traslados,
mezclando noches bonancibles en penumbra
para calmar las distancias y decursos,
confiados en que kilómetros ni clepsidra
... se achican frente al nutrido arsenal de su pasión.

sábado, 7 de mayo de 2016

La ola de un susurro hacia abajo

El concubio une sin crear obligaciones.
En lechos siameses con solo una canopia
descansamos en la paz invertebrada
que destraba el día claro ansioso de primicias.
Desde la expiración del lubricán
hasta el primo resplandor de amanecida
oreantes brazos se entrecruzan
fiando en que el cierzo no esconda confidentes;
y no es así ... abundan espías hurones
hasta en el más recóndito sofacama
que ... pinchando colchones y somieres distraídos,
dejan sus sucias huellas en fradejas,
cambian los cobertores de levante
y ... nos acusan en sus estrados de adulterio.

martes, 3 de mayo de 2016

La aflicción del ofensor no presta consuelo al que la dura cruz de ofensa lleva

¿Por qué prometes aniversarios
con cenas de caviar, Don Perignon, candelabro
... y me llevas a un figón de ausencias
donde ni tú siquiera te encuentras redimido?
Que luego tracemos una raya
y negocies zalamero un pacto
no obnubila en nada el tácito acuerdo
de tu repelente acerbo testimonial.
A mi social afiliación
trituras los pases taquicárdicos
que acusan el pesar a la reserva.
El depósito inflamado estallará el parabrisas
... y no entiendo bien ni cómo
me remito y apresto a sufragarlo.

domingo, 1 de mayo de 2016

Demasiado al Este es el Oeste

Si me dices adiós, que sea por siempre;
ahora ... lo prefiero ... es oportuno
aplicar a tu sien discernimiento
parejo a conveniente lucubración.
Si así es, no te retrases,
empuja tu confuso vademécum al abismo,
despéñalo entre rocas de grafito
e incorpórate de inmediato al albo llano.
No tardes. Procede y ejecuta,
por otra inicial yema mortífera
no da pasto, vuelve atrás, ni se arrepiente.
Dímelo ya, perpetúa el momento;
el suplicio de tu pena me inmunizará
contra ponzoñas e irreversibles abscesos.

martes, 26 de abril de 2016

Terciopelo rojo ... azúcar dulce

Robaré la mansedumbre a tu álter ego
e instalada en su rodal
podremos pervertirnos en pulmonar lazo
conforme se crucen nuestras panorámicas.
No me digas no ... no digas nada,
y déjame adentrarme en tu chaleco
por esos bolsillos donde la distinción
se para aburrida ... o en sobresalto.
De seguido daremos lo mejor de nuestro afecto
arrasando el descrédito que por humano
envilece y deroga a los hipócritas.
Usaremos en instintiva factoría
exacta aguja, para en la misma fiebre
juntos nacer y ... consumirnos.

domingo, 24 de abril de 2016

Curioso y fugaz tiempo

Horas alegres que pasáis volando
porque a vueltas del bien mayor mal sienta;
sabrosa noche que en tan dulce afrenta
el triste despedir me vas mostrando;
inoportuno reloj, que apresurando
tu curso, mi dolor me representa;
estrellas con quien nunca tuve cuenta,
que mi partida vais acelerando;
gallo que mi pesar has denunciado;
lucero que mi luz va obscureciendo;
y tú, mal sosegada y moza aurora;
si en vos cabe dolor de mi cuidado,
id poco a poco el paso deteniendo,
si no puede ser más ... siquiera una hora.

viernes, 22 de abril de 2016

Hasta el viento tiene miedo

Cuando vengan por mí
no te opongas a que entren,
extraigan las bisagras
y quede el umbral desabrochado,
que se rebalse la casa sin cristales
de alegres rostros noctámbulos,
de espíritus que agiten novísimos artilugios
suprimiendo en su ajetreo los vía crucis.
No ampares el argento vivo del monólogo,
ni cepilles la palabra embalumada
por ruda que encontrases su sopeña.
No hagan falta cargos de sinónimo,
ni rubriques otra firma que la tuya ...
Yo ... en lo que fui amada ... me doy por satisfecha.

miércoles, 20 de abril de 2016

La luz de la memoria

Tuyo fué el espíritu de los viejos cuentos, ellos fueron tu infancia ... su inmenso asombro, las hazañas y el supremo gozo conmovieron tu corazón con sus temores y esperanzas.
Tú escuchaste a la Bestia, y el cuerno de Rolando, y aquel grito sembrador de guerra del inerme Aquiles.
Tú viste las tierras de aventura, las rumorosas costas y los mares y bosques desolados ... la isla, el valle y la obscura montaña.
En Samarcanda levantaste un tenderete, y en él magos de furtiva mirada traficaron ... allí, una noche, el maligno Afrit te raptó, y entre sus alas fuiste más allá del Monte Ararat.
Tuya fue el ansia de fortuna que te llevó a embarcar con una jarra de monedas rumbo a Basora y cruzar la mar.
En una cueva centáurica te regalaron la sabiduría.
Te mostraron los nombres de las plantas, y a orientarte por brillantes estrellas en los obscuros bosques.
Cosas hay que dejan, en aquel que las ve, la llamada más fuerte y ... hay sonidos que aquél que los escucha, por siempre los repetirá en su alma.
¿Qué fue esta tierra, hijo de dioses, para tí?
Desde tu país del sueño, tú, soñador, venías ...
Y en tus oídos aún resonaban antiguas músicas
Y en tu cabeza las gestas de los muertos
Y aquellas heroicas épocas ya olvidadas
Y una tierra tan abatida, demasiado tarde, tus pasos retornan
Y ansías escuchar los ruiseñores del mediodía, y aguardas.
Desolada ... la aventura huyó.
Y ahora, aunque seductor fluya el río y cada recodo con álamos, cada meandro o islote a tu alma reclame ... aún así ya nada esperes ... la esperanza ha muerto.
Las áureas arboledas hace mucho tiempo se extinguieron ...
Y sobre el mundo ya no quedan ciudades encantadas.

martes, 19 de abril de 2016

El dolor se puede domar

Rendida estoy a la implacable insolencia
que aguijonea persistente mis poros
en ruindad de espurios abrazos,
en la rapacidad de permanente putrefacción ...
Rendida a la imposición del gnomo imberbe,
a la felinidad mohatrera de manes bancarios,
a la pillajería de la carne secuestrada,
a la temida decisión filistea-sansoniana,
a la hartura de etnicos empachos,
a la sumisión y sodomía del ínvido ogro,
a la larga siesta en que la voz pospone el voto.
Cabreada rotunda de tanta mierda lloviznada
me suicido. Allá en el real mundo incoloro
factótum de mi amor estaré a tiempo.

lunes, 18 de abril de 2016

El corazón es un órgano de fuego

Le pregunté al amor por qué venía,
y de dónde y por dónde me anegaba.
Fue como hablar a la mar: se desplomaba
mi palabra en la inmensa lejanía.
Y en mitad de la noche se encendía
como una estrella, y como la mar se helaba,
para ser fuego en tus pupilas, lava
en las venas que el beso consumía.
Lava de amor, fuego de amante, luna
rodando hacia el olvido, trigo nuevo
en tierra estéril, manantial de asombro.
Pena de amor más grande que ninguna,
pena en la que me llevas y te llevo
... y es par este temblor cuando te nombro.

 

sábado, 16 de abril de 2016

La perra de la que nació está en celo otra vez *

Blanco sobre negro, negro sobre blanco,
el poder de tu trayecto lo encentra.
Con tal confrontación yo nada puedo
salvo esperar y asumir el veredicto.
Píntame de blanco que me he muerto,
niño amamantándose en tus brazos.
La belleza no es potestativa de las gamas,
la calidad del complemento la confiere.
¿Recuerdas cuando a coro entonábamos
con la pipa de paz rondando el fuego
que venció una época "Black is beautiful",
y a la paz otras veces contestábamos
desde el gueto al campo de trinchera "Make love
Not war? ... ¡Píntame de negro que estoy vivo!


* "La irresistible ascensión de Arturo Ui"
     Bertolt Brecht

miércoles, 13 de abril de 2016

Escotadura supraesternal

No llegué tarde, llegué a mi tiempo.
Destierra de tu mente la demora
consistente en un lapso de vacío
donde la cintura descansaba puntual.
No hay retraso que pueda adelantarse;
al contrario, si aceleramos la estrella,
podríamos tropezarnos con sorpresas
que hundiesen la bóveda de nuestra arquitectura.
Nunca es tarde, el letargo es subsistencia numeraria,
aunque el reloj marque en tu ábside su capricho,
tanto el trígono como el sol no comprometen.
Nunca me alejé ... siempre me tuviste
en el beso limpio circunfuso, a la hora
de tus pechos sin frontera ni aduana.

martes, 12 de abril de 2016

La espada de la palabra

Dicen que la juventud reside en el espíritu
y así lo daba por sentado y programado,
hasta que mi amada, perita en mocedades,
con ocular gesto sospechoso lo aprobaba.
Borracho no sé si de ambrosía o de amores
tuteo a mis socorridas táctiles mariposas,
sin que en momento alguno esparzan
el polen que como poso se dilata en el cáliz.
Entre mentira y verdad no hay deslinde
una u otra individualmente matriculamos
según nuestra credulidad convenga al ego.
Yo, rey del lecho, con ella yazgo,
no sea que por no yacer prescriba el coto
y mi vida, en obstinación ... se me extravíe.

sábado, 9 de abril de 2016

River Of No Return

Río sin retorno  (1954)
Director Otto Preminger
Reparto Marilyn Monroe, Robert Mitchum, Tommy Rettig, Rory Calhoun
 
 
Hay imágenes, que por formato (e ignorancia para adaptarlas) no se publicarlas como cabecera del blog.
Resulta, por varios motivos, una película especial para mí (no mi favorita) de Norma Jean. La fotografía que comparte estas líneas me fue regalada (era una postal) por mi hermano mayor cuando yo tenía, mas o menos, seis años. Era una mujer totalmente desconocida para mi, la película había sido producida el año de mi nacimiento y hasta ese momento mis ídolos, femeninos, en el cine eran Gene Tierney, June Duprez, Cyd Charisse, Rita Hayworth y Ava Gardner.
La postal era en color, el vestido es rojo, y he sido incapaz de encontrarla en Internet. Imágenes de vestuario, carteles publicitarios del film si figuran en color, pero no es "la imagen"
Quizá puedas comprender porque comparto con ella mis líneas, sueños, frustraciones  y banalidad de vida.


 
 
 
 

viernes, 8 de abril de 2016

Grown Accustomed To Her Face

Los labios, frente, oídos y esternón
del soma y psique que me engranó el destino,
el afán, los sueños, el entorno
y los arrojos ... tuyos son ahora íntegramente.
Me lo cediste en razonable enfiteusis,
yo lo disfruté abierto a tu jilguero,
pero un día mi amigo entrañable
a pagar el laudemio altruista se prestó.
Los tres cerramos el contrato
y ante notario crédulos pusimos firma
en aquel obrepticio documento.
Bellísima rapaz, reflexiona y no insistas
que si torcaz él, yo estoy en celo
y ... juro serte enconadamente peligroso.

miércoles, 6 de abril de 2016

Quienes quiera que seais

Me dejaron las olas de esta historia a la orilla de la mar ... como una ahogada.
Mirar atrás es desandar lo andado ... senda de mucha pena y poca gloria.
En la coartada infiel de la memoria se recompone el tiempo desterrado y ... es posible esperar del otro lado el fugitivo aliento de la noria.
Vuelve el pasado y muere en el olvido ... la vida alienta y se derrama en muerte.
Naúfraga yo ... y el temporal en torno.
El tiempo es un alud de despedidas, un plural e inconcluso interrogante ... una pasión tiránica y distante que, al cabo, da las horas por perdidas.
Al cabo, y es la muerte, con las vidas se hace el tiempo un collar ... y es el instante que nace y muere, y nace, y va delante el tiempo ... eternas voces desoídas.
Cofre que la nostalgia desentierra ... ofrenda de una historia bien sencilla ... vaivén de las renuncias y los dones, un hombre en paz y dentro ... un hombre en guerra, llama fugaz, intrépida semilla ... viva razón de tantas sinrazones.
Sobre la arena de mi pecho herido, entre el reproche y la rendida suerte ... renacen las olas del retorno.

lunes, 4 de abril de 2016

Kintsugi

Me pregunto, ciertamente, qué hicimos tú y yo antes de amarnos?
¿No fuimos destetados hasta entonces, sino que succionamos placeres campesinos ... puerilmente?
¿O resoplamos en la cueva de los siete durmientes?
Así fue.
Excepto éste, son todos los placeres fantasía.
Si alguna beldad vi que deseé y poseí ... mero sueño fue de ti.
Y ahora, buenos días a nuestras almas que despiertan, que no se observan por temor ... pues el amor controla el amor a otras miradas ... y hace de un pequeño cuarto un todo.
Que los descubridores vayan a nuevos mundos; deja los mapas para otros ... mundos sobre mundos les descubran.
Poseamos nosotros el nuestro. Cada uno tiene uno y es uno.
Mi rostro en tu ojo, el tuyo en el mío aparece, y corazones francos y sencillos en los rostros permanecen.
¿Dónde pueden hallarse mejores hemisferios ... sin riguroso Norte ni declinante Oeste?
Aquello que perece no se mezcló por igual ...

sábado, 2 de abril de 2016

¿Gárdame o segredo? ... nos teus surcos

Por la noche, perezoso y cárdeno, arde el fuego en la chimenea; desde un rincón en un sofá rojo yo lo miro de frente ...
hasta que mi mente se duerme
hasta que caen mis pestañas.
La vela se consume en la casa ... el sueño es cálido, lento, suave.
Entonces tú te acercas por la obscuridad sonriente, blanca como la nieve invernal, dulce como un día de verano: te sientas en mis rodillas, amada, tus brazos rodean mi cuello ... y tú con amor miras mi rostro que palidece.
Con tus brazos blancos, delicados, redondos, perfumados, encadenas mi cuello ... sobre mi pecho apoyas tu cabeza; y como salida de un sueño, con manos blancas, dulces, vas apartando los mechones de mi triste frente.
Alisas, despacio y perezosamente, mi frente tranquila y, pensando que estoy dormido, astuta, posas tu boca de fuego ... como el sueño ... sobre mis ojos cerrados y en medio de mi frente y ... sonríes, como los sueños en un corazón amado.
Acaríciame ... hasta que mi frente vuelva a ser tersa y suave.
Acaríciame ... hasta que vuelvas a ser joven como la luz del sol
hasta que seas clara como el rocío y dulce como una flor
hasta que mi rostro no esté arrugado
hasta que mi corazón ya no sea viejo ...

viernes, 1 de abril de 2016

Plegaria de lágrimas

Apartate de mí ... aunque sé que a tu sombra he de encontrarme siempre.
Nunca más ... solitaria al umbral de la puerta de mi secreta vida seré ya la mujer que domine los usos de mi alma, ni tampoco levantaré mi mano ... como hacía en otro tiempo serenamente al sol, sin sentir la punzada de lo que sacrifico ... tu caricia en mi mano.
Si para separarnos el hado entre nosotros alza un espacio inmenso ... tu corazón palpita en mí con dobles pulsos
... en cuanto sueño y hago te encuentras tú presente, como el sabor del vino recuerdo es de las uvas.
En mi propia plegaria Dios escucha tu nombre y  ... dentro de mis ojos ve lágrimas de dos.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Peces de colores

Esta es la llave para todo. La niña que hay en mí se está muriendo.
Nadando por el sur de nuestros mares descubrimos una pequeña gruta donde no había nadie ... entramos en ella, y ... dejamos que nuestros cuerpos perdieran toda su soledad.
Los peces en nosotros habían escapado ... a los peces reales no les importó ... no molestábamos su vida personal.
Con calma nos deslizamos sobre ellos y bajo ellos, desprendiendo burbujas de aire, globos blancos que flotaban hacia el sol.
Agua tan clara que podrías leer a través de ella.
Agua tan boyante que podrías flotar sobre tu codo.
El agua era mi extraña flor.
Uno debe imaginarse a una mujer sin toga ni pañuelo ... sobre un lecho profundo como una tumba.
Las paredes de esa gruta eran de todos los azules y tú dijiste: "Tus ojos son del color del mar, tus ojos son del color del cielo"
Y mis ojos se cerraron ... como si de repente estuvieran avergonzados.

martes, 29 de marzo de 2016

Carta de una desconocida

Se acabó, querido ya no me verás dudar más ni pasar cuidado por tus sentimientos ... ayer me convencí de que me amabas ... y de que amas como yo quiero ser amada.
En fín ... me has dado entre todas las pruebas ... la que dejará en mí mas fuerte impresión.
Entrastes mientras yo estoy escribiendo ... trato de ocultar las pocas palabras que había trazado ... ese misterio excita tu curiosidad ... el querer aclararlo era una consecuencia de tus ideas. Yo insisto ... tu insistes ... persisto en mis negativas ... la cólera te arrebata ... me haces mil cargos ... las ingurias los siguen muy de cerca ... de rabia rompes mi tintero ... el papel me es arrancado de las manos ... y sin querer leerlo ... lo haces pedazos.
Yo hubiera podido calmarte con una sola palabra ... te estaba escribiendo a tí.
Pero ... tu cólera tenía demasiados hechizos a mis ojos para querer calmarla ... te veo todavía hundido en un sillón ... abatido por las reflexiones mas crueles. Te levantas con vivacidad ... una mirada terrible es descargada contra mí.
Te vas jurando que me detestas.
 Nunca me habias parecido tan adorable ... jamás me habias dicho nada que me hubiera convencido ... tan fuertemente como aquello ... de ser amada ... de serlo con furor. Con qué avidez mi corazón observaba todas tus acciones ... cuanta dulzura hallaba en tus injurias.
Apenas habias salido me di prisa en recoger los pedazos del tintero y del papel ... un conquistador no huella las murallas que acaba de cañonear con tanta alegría como la que sentía yo al considerar aquellas preciosas pruebas de tu ira ... o mejor dicho ... de tu amor.
Si alguna vez llegas a serme infiel ... estos serán los testigos que yo presentaré para recordarte los sentimientos que tuviste para mí.
El gesto terrible con que te fuiste ... que hechizos no tenía para mis ojos ... me parecía estar viendo al dios de la guerra diciendo a Venus que la ama ... pero en tono que en otra causaría miedo y temor.
Por fín he encontrado un alma educada, orgullosa y altiva ... un corazón vehemente, celoso y arrebatado
... soy amada como deseaba serlo.

lunes, 28 de marzo de 2016

Lo bueno no debería ser tan breve

Las lágrimas del encuentro, y del encuentro,
el abrazo, y tus ojos cuando te besa,
eso querría profético cantarte,
y toda la gracia del amor mágico.
En verdad, joven alma, eres bella
también sola, pues se alegra de sí misma
y florece de su propio genio, y del querido
canto del corazón ... la hija de las Musas.
Pero otra cosa es el presente sagrado,
cuando tu genio se reconozca en la mirada del reencontrado,
cuando camines a sus ojos serena,
otra vez envuelta en una nube de oro.
Entretanto, piensa que le luce el sol,
que le consuela y amonesta, cuando duerme en el campo,
la estrella del amor, y que al cabo el corazón
siempre se reserva días felices.
Y cuando esté ahí y las aladas horas del amor
vuelen más y más rápido,
y se aproxime tu boda y embriagadoras
luzcan ya las estrellas de la felicidad,
no, amantes, no os envidio,
inofensivos como la flor que vive de la luz,
así viven gustosos de una bella imagen,
soñando ... dichosos y pobres los Poetas.

sábado, 26 de marzo de 2016

Volátil primavera

Me voy a comprar un día primaveral,
y cueste lo que cueste, después de disfrutarlo
venderé a cualquier precio y a cualquiera
haciendo, de esta suerte, útil mi filantropía.
Alquilaré también una estratosfera
y me regalaré con vientos apacibles,
dejaré de competir con los luceros
y fumaré tus besos junto al muro.
No ajaré insomne tu pijama, ni morderé
la almohada poseída, evitando
el tallado inesperado de la piedra.
Y así taraceando poemas
transcurriré el lapso de tu eclipse
... mascando relajada tu ausencia.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Después de dos mil años me sigo preguntando ¿Por qué?

Has pasado mucho, y ahora descansas feliz; pronuncian con amor tu nombre deudos y forasteros, también yo te venero bajo la plateada corona de la vejez, rodeada de niños que maduran ... crecen ... florecen.
Tu alma tierna te ha procurado una larga vida y la esperanza que te ha sostenido en el dolor.
Pues eres serena y piadosa, como la madre que alumbró al mejor de los hombres ... al amigo de nuestra tierra.
Hummm, ya no saben cómo el supremo caminó entre el pueblo, y casi está olvidado que vida llevó.
Aunque unos pocos lo conocen y a menudo su imagen celeste les aparece y ... vuelve serena la más tormentosa época.
Perdonando a todos y sin ruido, pasó entre los pobres mortales ese hombre único de espíritu divino.
A ninguno de los vivientes era ajena su alma y soportaba en su pecho sufriente el dolor del mundo.
Intimó con la muerte y en nombre de los demás regresó victorioso desde el dolor y la pena hasta su padre.
También tú lo conoces, y sigues al sublime con fe ... paciencia ... serenidad.
Mira, a mí misma me han rejuvenecido las palabras infantiles y, como antes ... corren lágrimas de mis ojos.
Y otra vez pienso en los días idos hace mucho, y la patria regocija de nuevo mi ánimo solitario y ... también la casa donde crecí bajo tus bendiciones y donde, nutrida de amor ... medró más deprisa aquella niña.
Hummm, cuántas veces pensé que te alegrarías por mí, cuando me veía en el futuro ... activa en el ancho mundo.
No poco he intentado, y soñado, y se me estragó el corazón en ello ... pero vosotros lo sanaréis, queridos míos, y ... quiero aprender a vivir mucho tiempo ... como tú; pues la vejez es tranquila y piadosa.
Acudiré a ti, a que bendigas otra vez a la nieta
... para que cumpla como mujer lo que te prometió de niña.

viernes, 18 de marzo de 2016

Soneto para los amantes (Almas)

Dos amantes cuidan mi vigilia y maitinada,
en su duplicidad me imparto indivisible:
una en su donaire se entrega crepitante,
al otro a su imperativo asiento entusiasmo.
Por la anochecida cruje mi portal entreabierto,
con divina sensualidad me inclino hacia sus pechos;
a su marcha atraviesa el otro mi ventana
para mimoso vaciar su amor a mis espaldas.
En mi bigamia ando enloquecida
de colmada realización y complemento,
pues por tener poseo, entrego y me relleno
entre deliciosas diabluras que al tálamo
estremecen ... en recibo alternativo
de mi súcubo e íncubo santificados.

jueves, 17 de marzo de 2016

¿Dónde reside el Amor?

No necesito impresos, postales, ni papeles;
aún es más, me sobran acuarelas, óleos y temples
que de tanto quererte desmejoran la silueta.
La imaginación es la idónea para tu estadía.
Siendo así, de qué me sirven los marcos
o carpetas donde tú en ti misma no te alojas;
tampoco me encajan ... los sufragios
con el tiempo se decoloran y marchitan.
Tu sinceridad es el epítome del libro
que consigna los recados de mi signo
para al realizar el inventario introverso,
comprobar la correspondencia encuadrada
en mi estudio de pintor. Por ello te envío
mis modelos ... en ellos te reconocerás de inmediato.

martes, 15 de marzo de 2016

Al Este del Sol, al Oeste de la Luna

Agarrándome de nuevo el fuero me grito,
me insulto los espasmos, los vomito,
me muerdo la clavícula y me desdento,
trato de amordazarme el alma ... y ahí no llego.
Reto a las galaxias, las esputo
y les ajordo: ¡Guarras, embusteras
del seráfico orgasmo, alcahuetas!
¿Por qué me escogisteis de verdugo?
La ajusticié y ella era inocente.
Debíase a otros códigos, otras penas;
previsión vuestra era virtud en su cultura.
Redacté con tinta imborrable de la historia
en su escabroso apéndice, la sentencia contra
quien jamás cupiera ni cayese en desacato.

jueves, 10 de marzo de 2016

La amargura de tu áspera ausencia

Hasta que tú me llames no correrán las olas,
la brisa sin espuma se inhibirá de réplica,
la marea anonadada estoará el horizonte
y la arena aburrida se convertirá en guijarro.
Olvido la carlanga hasta que tú no me llames,
el dolor llegose a hipnotizarme
anestesiando llagas de espera, desodorando
bodegas de mi catinga caucásica,
porque escoger es renunciar, y a ti renuncio
siempre que comprometas la mirada
del botón de angustia u optimismo.
Lacerante la esclavitud a tu albedrío:
el amor es un psicópata
... no toma jamás responsabilidad del crimen.

martes, 8 de marzo de 2016

Reflexión

El bosque se precipita cuesta abajo
y semejantes a capullos penden
replegadas las hojas bajo las que
nacen flores en un suelo
no falto de elocuencia.
Entonces ha pasado
un Alma ... muchas veces reflexiona, más allá del paso,
en el sitio restante,
un gran destino dispuesto.

sábado, 5 de marzo de 2016

Nana para dormir ... y despertar

La nana que yo te canto
ni es de nardo ni alhelí,
la cantaban mis cojones
antes que entraras ahí.
Y antes que salir tú puedas
ausculta el gran corazón,
aprende a marcar los pasos
de quien recibe tu honor.
Seremos tres para el canto,
para el caballo, la hoz,
y defendernos sabremos
fertilizando el amor.
La nana que yo te canto
es de cal y dignidad,
ya la echan  en tres cines
... se titula LIBERTAD.

jueves, 3 de marzo de 2016

Partitura

Madmuasel Ciática ha acudido a verme,
declinando
guillarse
por ninguna razón.
Agencié
convencerla: los vecinos
cogitarán
osado
tarde:
se quejarán
al administrador:
"Su hamaca,
grande:
caben
bien
los frisuelos".
"Nadie
me ha percivido
... por un año a abrazarte
me someto".

martes, 1 de marzo de 2016

Déjame caer en el Amor

¿Íbamos a separarnos? ¿Nos parecía bien y juicioso?
¿Por qué, cuando lo hicimos, nos hororizó cual asesinato?
Humm, qué poco nos conocemos,
porque un dios reina en nosotros.
¿Traicionarlo a él, que nos creó a todos
la mente y la vida? ¿Al dios que anima
y protege nuestro amor?
De eso no soy capaz.
Pero el mundano entendimiento, se figura otra falta,
ejerce otro férreo culto, y otro derecho,
y el uso, día a día,
nos engaña el alma.
Ya lo sabía: desde que el miedo, arraigado y grosero,
separó dioses y hombres,
es preciso, para expiarlo con sangre,
que perezca el corazón de los amantes.
Deja que calle, no me hagas encarar más
lo mortífero, para que al menos me vaya en paz
a la soledad ...
¡y la despedida aún sea nuestra!

sábado, 27 de febrero de 2016

The Secret Garden

Volantines estrechan
la sombra de la mesa:
le han pulido las uñas
a la bruma.
Fulgente, la azotea
aglomera, desnuda,
las huellas del incienso.
La soledad se esconde.
Poeta ...
¿Quién saluda?
Rastreo establecido.
Buenas albas ... entonces.

viernes, 26 de febrero de 2016

Galimatías

   -Te deflagras de astucia.
- ¿Celestial?
- Limonada.
   - No discierno.
- Caóticas abulias.
- Ingerir ...
   - Sírvete aquella palta.
- Provechoso pepón.
- Suculencia fatal.
   - Rico temblor.
- ¿Los muerdo?
- Césped.
   - La palta
se evadió
con el pepón.
   - Jajajá.
- Jeje
je.
   - Me duele
tu plañir.
- Les vaya de chipé.

jueves, 25 de febrero de 2016

Las lágrimas reflejan todo aquello que ha terminado

Amor celeste, tierno mío, si te olvidara yo,
si yo, hummm destinadas,
ardientes, llenas de ceniza
y desierto, y asoladas hace tiempo,
queridas islas, ojos del mundo maravilloso,
vosotras solas me importáis,
vuestras orillas donde el amor idólatra
expía haber sido exclusivo de los celestiales,
porque con excesiva gratitud sirvieron
los santos y los héroes coléricos
a la belleza ... y había muchos
árboles y ciudades en pie,
visibles como un hombre pensativo; ahora
están muertos los héroes, y las islas del amor
... casi desfiguradas. Así ha de salir
perdiendo en todas partes el necio amor.
Vosotras, lágrimas blancas, no me ceguéis
del todo, dejad, engañosas, ladronas,
que me sobrevida siquiera un recuerdo
... para que muera noblemente.

martes, 23 de febrero de 2016

La ola de un susurro

Mi cuello: el viento.
Mi pecho: la mar.
Los eriales: mi acento.
La luz: mi barragán.
Estas palabras: mi contento.
La cordillera: mi aguardar.
Un nicho alienta como aliento
cuando me da por recordar.
Aquel rumor anhela: crece.
Aquel guijarro: de mi ceño.
Pinares o ... mi espalda.
A ras de amor, todo se me parece.
Con algazara,
libre,
me recibe
la oquedad en su falda.

domingo, 21 de febrero de 2016

Sunday Morning

Feliz regresa el navegante desde las islas lejanas
a su manso río, cuando se ha enriquecido;
también volvería yo a la patria, si hubiera
cosechado tantos bienes como males.
Orillas queridas que me criasteis,
¿aplacáis las penas del amor? Y vosotros,
bosques de mi juventud, ¿prometéis devolverme
aquella paz ... si vuelvo?
Junto al fresco arroyo donde miraba el juego de las olas,
en la orilla del río donde veía deslizarse los barcos,
pronto estaré allá. Vosotras, montañas mías,
que me disteis cobijo ... veneradas y firmes
fronteras de mi patria, que abrazáis amorosas
la casa de mi madre y mis queridos hermanos,
ahora os festejaré y me entrecharéis
¡amigas fieles! para que ... como enfajado ...
se me cure el corazón. Pero sé, bien que lo sé,
no sanaré tan fácil del mal de amor,
ninguna canción de cuna consoladora
de mortales me sale del alma.
Porque los dioses que nos conceden el fuego celeste,
también nos hacen donación del dolor sagrado;
quede ahí pues. Una hija de la tierra
se ve que soy ... para amar hecha ... y para sufrir.

jueves, 18 de febrero de 2016

Me gusta mirarte a través de la vida

También tú quisiste más grandeza, pero el amor
nos somete a todos y el dolor nos doblega aún más;
con todo, por algo regresa
nuestra curvatura allá donde empezó.
¡Y qué subir o bajar! ¿Acaso no sigue imperando
un derecho y una justicia en la noche sagrada,
donde la naturaleza muda medita los días que serán,
y en el Orco más tortuoso?
Eso lo supe por mí. Porque vosotros, los celestiales mantenedores de todo,
nunca me guiasteis ... que yo sepa ... como los maestros mortales,
con solicitud por el sendero llano.
Pruebe todo el hombre ... dicen los del cielo ...
para que nutrida con vigor, sepa dar gracias por todo,
y asimile la libertad
de partir hacia donde quiera.

martes, 16 de febrero de 2016

La pérdida de la infancia

El se fue de madrugada.
Mi pensamiento quería consolarme diciéndome: "Todo es vanidad."
Me enfadé y le dije: "Esa carta sin abrir, con su nombre, y este abanico de palma, que sus propias manos ribetearon de seda roja, ¿no son verdad?."
Pasó el dia, vino mi amigo y me dijo: "Todo lo bueno es verdadero, y no puede perecer."
"¿Lo sabes tú? -le pregunté impacientándome- ¿No era bueno este cuerpo que ya no vive para el mundo?"
Como una niña enfadada que lastima a su propio padre, quise destrozar todos los nidos que yo había tenido en mí y alrededor de mí; y gritaba: "¡La vida es una traidora!"
De pronto, sentí una voz que decía: "¡Ingrata!"
Miré por la ventana, y el cielo, salpicado de estrellas, parecía reprocharme: "¡Estás derramando en el vacío de mi ausencia tu fe en la verdad de mi venida!"
En la obscura inquietud de esta mañana, mudos los pájaros cuyos nidos sacude el vendaval, estoy sentada sola preguntándome: "¿Dónde está él?"
Se fueron los días en que nos sentábamos muy apretados uno contra otro, a reir y bromear; cuando lo asombroso de la majestad del amor no encontraba, en nuestras vidas, palabras que decirnos.
Yo era una niña; y el dejaba pasar los momentos ... burlándose de mí con su dulce charla punzadora.
El nombre con que me llamaba cubrió, como un jazmín florecido, los diecisiete años que duró nuestro amor. A su son se mezclaba el estremecimiento de la luz entre las hojas, el color de la yerba en la noche de lluvia, el triste silencio de las últimas horas de tantos días ociosos.
¿A quién busco? no se. Y como nubes abandonadas del anochecer, voy en la obscuridad sin sendas, que se hunden en el olvido.
Hoy deseo en vano que esté conmigo en esta negrura de la tormenta que viene
... para sentarlo en la soledad de mi alma.

domingo, 14 de febrero de 2016

Tan solo somos un par de perdidos

Cuando dispongas tratarme con ligereza y mires mis prendas con ojos de  menosprecio, lucharé a tu lado en contra de mi misma y ... provocaré tu virtuosismo, aunque perjuro seas.
Conociendo yo mejor que nadie mis flaquezas,  puedo a tu favor redactar una historia de las faltas ocultas en que habré incurrido, para que tú, perdiéndome, ganes mejor gloria.
Y yo con esto seré también una ganadora, pues concentrado todos mis pensamientos de amor en tí, las injurias que a mí misma me causo ... si son de tu ventaja ... lo son doblemente para mí.
Di que me has dejado por alguna falta ... y te comentaré sobre esa tal ofensa. Habla de mis defectos ... y aguantaré derecha, no me defenderé de las razones que me imputas.
Tú no puedes, amor, ni medianamente dañarme, para cubrir la forma al cambio que deseas de lo mucho que me daño ... conociendo tu deseo. Estrangularé nuestro trato ... pasando por una extraña.
Abstente de tus paseos, y mi lengua tu amado nombre no pronunciará jamás, no sea que ... profana como soy, lo agravie hablando espontaneamente de nuestra antigua confianza.
Por tí, contra mí haré voto
... pues no debo amor a aquel a quien tú odias.

sábado, 13 de febrero de 2016

Los viejos días han pasado

Más rápido que las hadas, más rápido que las brujas ... puentes y casas, cercas y riachuelos, como tropas que se mueven en un campo de batalla ... los caballos y el ganado cruzan las praderas ... la escena de colinas y llanos desaparece como envuelta en lluvia ... y de nuevo, en un abrir y cerrar de ojos ... coloreados paisajes pasan por mi retina.
Allí hay un niño encaramándose por una enredadera ...
Aquí un vagabundo descansa y me contempla ...
Allí todo está cubierto de margaritas ...
Aquí una carreta se aleja por el camino ... pesadamente con su carga y su campesino ...
Aquí hay un molino y allí está el río ...
Todos son como destellos ... y para siempre desaparecen ...
La clara voz del gallo en el Norte lejano por el que vagué,  montes con un esperanzado estremecimiento ... laderas de color de hogar, ese centinela de los campos descubre la mañana que alborea ... y despierta a todo el mundo.
La mañana canta sobre las colinas ... canta sobre la tierra donde un día fuí niña ... me trae amadas voces del pasado ... la vieja tierra ... aquellos años ... la voz de mi padre llamándome ... y ... yo escucho con melancólico espíritu ...
... dulce pájaro que cantas en la mañana ... los viejos días han pasado ... y otros nuevos se acercan.
Pronto se cansan los ojos hasta del mas bello sol; pronto la vida se sacia y descubre que ya todo está dicho; pronto ... sufriendo toda esperanza y todo temor la más alta cabeza renuncia a todo, cansada de los años ... y nuestros fúnebres espíritus tornan hacia el eterno sueño
... como un niño cansado cuyo cuerpo busca el lecho.






 

viernes, 12 de febrero de 2016

Gozos del Alma

Me encaro a mis adentros y  me chillo, me aúllo, me destrozo ¡qué hacéis con mi nostalgia! ... los dias se masturban con las noches.
Al vikingo día uniformado, halagador,  le rindo pleitesia ofreciéndole mi servidumbre y a su amante de cara morena la colmo de retóricos piropos, pese al desámino que inflige mi dolencia.
¿Cómo podré recuperar mi feliz estado privada de los beneficios del descanso? cuando la opresión del día no alivió la noche, sino que se opriman día a noche y noche a día.
Y cada uno, aunque enemigos en sus reinos, se dan la mano con el fin de torturarme: el uno con fatigas ... la otra con sus quejas ... ¿cuándo más me quejo, quedo más alejada de tí?
Le digo al día, para halagarlo, que tú eres brillante y que lo llenas de gracia cuando se emborrona el cielo ... e igual adulo a la de la cara morena, cuando sin esparcir destellos, tú doras la tarde.
Pero el día prolonga mis penas diariamente ... y noctámbulo de cada noche se agudiza mi dolor.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Palabras en versos

Podía escribir como si nada hubiera escrito antes de él.
Lo que tenía que decir nacía de una idea nueva, de la diferencia de épocas, de un arreglo de palabras como fórmulas ... de dónde surgirían las imágenes cuyo placer lo llenaba.
Daba un rostro de mujer a la luna, y a ciertas flores: al gladiolo, lirio, incluso al mismo nenufar.
Las arrancaba de raíz, les cortaba el tallo, y las ponía en el jarro donde soltaban el agua de la noche ... la leche de la luna.
Enumeraba estos hechos con la lógica sucesiva de una descripción, y concluía: "Veo ese rostro deshojarse ... y un polen de oro enjugando los ojos, como lágrimas sonoras ... y los labios abrirse, dejando ver la lengua, entre los estambres de la boca"
Sin embargo, ni siquiera esto le satisfacía.
Y cuando las flores se marchitaban, soltando el agua, buscaba un reflejo del cuerpo perdido entre el espejo de las gotas.
No volvió a encontrar esas flores
... ni a sentir el puro placer de lo que escribía.

martes, 9 de febrero de 2016

Receta para ser libre

Ya sé que tú sabes que es emocionante tener emociones, no hace falta decirte que eres responsable de ellas.
Todas guardadas en tu corazón con una sola llave.
El corazón no tiene cerradura ... ya descubrirás para qué sirve la llave.
Mientras tanto cuídalas, riégalas de vez en cuando, llévalas a las playa, suéltalas por el campo, trata de enseñarles por qué se equivocan.
No siempre va a ser fácil, pero si lo intentas puedes comprenderlas a todas.
Entonces ... habrás encontrado la llave para elegir qué vas a hacer con ellas.


Receta:
1. Si siempre ganas, prueba a perder. Si sueles perder, intenta ganar.
2. Aprende a equivocarte. Practica en casa, en el colegio, en el supermercado.
3. Levantarse y caerse. Otra vez ... ensayar cada día.
4. Da saltos encima de la cama una vez cada semana. No olvides el lanzamiento de almohadas.
5. Cierra los ojos y, sin moverte del sitio, ve allá donde desees. 

miércoles, 3 de febrero de 2016

Home Sweet Home

Cuando, para templar la desconfianza de algunos comensales y entrar luego en materia ... o en el campo de golf ... cerrado ya el acuerdo, para evitar rencores hace algún comentario de su hogar.
No menciona jamás a su adorado esposo, perdido tiempo atrás, pero si habla orgullosa de su hijo ... ese travieso heredero de moratones recibidos e infligidos, de bastonazos soportados con estoicismo para salvar a un compañero.
O ... exige que veneren a su piadosa madre, sirviendo el té a los huéspedes con regios ademanes.
Pero ... ¿a quién de los dos ha invitado a pasar el domingo con ella?
Después de negociar otra fusión viaja sin compañía .. así evita ser victima de la ruin bestezuela que aún moja las sábanas y no sabe silbar ... un chivato, un llorica, un fracaso.
De los insultos de la bruja desaliñada que amontona botellas debajo del colchón, y escupe y grita obscenidades en lo alto del rellano.
Peor aún, para no contemplar una alianza impía: la Juventud probando a la Vejez la llave de la cómoda ... la Vejez a la Juventud a mentir con  descaro.
Desgracias familiares que ha de ocultar al mundo. Vería en ella a la mala de este hogar, cumpable de asustar a un niño delicado con voz atronadora ... de enloquecer a una madre amorosa con helado desdén.
Además (lo que puede explicar por qué no ha cambiado su testamento), tiene la sensación, tal vez superticiosa, de que la odian y temen por su bien: si se arrancaran las caretas y se mostraran dignos de su afecto, cariñosos, cuerdos y viriles ... caería muerta.

sábado, 30 de enero de 2016

Hemos viajado lo bastante como para dar rienda suelta a nuestras lágrimas

A los seis años vivía en un cementerio lleno de muñecas, evitándome a mí misma, mi cuerpo, sospechoso en su casa grotesca.
Hablaré de las pequeñas crueldades de la infancia ... siendo la tercera hija, la última entregada y la última recogida, cuando cada noche me desnudaba.
El yo que se negaba a chupar los pechos que no podía complacer
El yo cuyo cuerpo creció inseguro
El yo que pisaba las narices de las muñecas que no podía romper.
Pienso en ellas ... tan bien hechas ... tan perfectamente ensambladas mientras las apretaba contra mí; su piel suave y esos graves ojos de porcelana azul.
Venían de un país misterioso sin el dolor del nacimiento ... nacidas bien y en silencio.
Cuando quería hacer visitas ... el armario es donde ensayaba mi vida. Me escondía en él como quien se recoge en un árbol y crecía en el como una raíz, planeando el vuelo ... creyendo que llevaría mi cuerpo al cielo.
Y aunque no estaba cualificada, estaba segura de llegar allí o al menos subir como un ascensor.
Con esos sueños, guardando mi energía como un toro, planifiqué mi crecimiento y mi femineidad ... como alguien coreografía un baile.
Me quedaba sentada durante todo el día metiendo y encajando mi corazón en una caja de zapatos: recostada en silencio ... guardando mi pequeña dignidad.
No conocía a la mujer que sería ni que la sangre florecería en mí cada mes como una flor exótica; ni que los niños saldrían rompiendo de entre mis piernas, respirando despreocupados en su pequeña belleza.
No sabía que la vida, al final, pasaría sobre mi como un camión y todo lo que se mantendría de aquel tiempo en que tenía seis años sería un pequeño agujero en mi corazón ... un ángulo muerto en el oído ... para que pudiera escuchar con más claridad lo enmudecido.