jueves, 1 de diciembre de 2016

Como ser oveja y no morir en el intento

Quien a redil somete, a hierro espere.
¿Dónde desala la mar su maremágnun?
En el redil, pezuñas clavan tierra...
en la alcoba nupcial del hormiguero.
Este derrumbe sucedió al legado
de quien a hierro espere
... herrumbre sueña.
Llegó un alado porvenir.
Entonces,
pensó que sólo muerte disemina
quien túmulos hereda.
Y tejió reposteros funerarios
... con los hilos de olor de la albahaca.

martes, 29 de noviembre de 2016

La obscuridad del mundo nos une para siempre

Un ojo torpe pasa y se detiene,
observa el cimarrón, gírale en torno;
le tapa el sol ... le tapia el aire puro,
le inmola en el tapiz de su aposento
y le lapida luego en piedra inerte.
Muestra el fósil más tarde.
La secta se entusiasma ante el batracio
descomunal del hombre.
Qué hermosa cetrería
la calle extinta ofrece.
Aquí levanta
las pérgolas ornadas con cabellos;
corta muñones, y ... con ellos forma
emblemas.
Un monóculo esconde el ojo torpe,
el azogue del vino inmola la mirada,
se abrevan en manteles.
Sudarios son, que al cuerpo apiadan luego
... de que los tiros vengan destrozando los pechos.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Arroja tu pan sobre la superficie del agua (Eclesiastés 11:1)

He visto, por mis sueños inventados,
otro distinto ser, de ese diario
cuerpo que va curvando su cansancio....
Sé que ya no repara en otros habitantes,
sino que ciegamente sigue el peregrinar
que crece de sus piernas, y se muda
en el cuévano indómito del hondo corazón.
Quisiera poseerte sobre una tiniebla,
oh realidad mudable, y allí bastarme siempre
de lo que así acontece, para poder decir:
qué patria; cuál mi casa; qué amistad es la perenne,
y no andar transformándome cada vez que se inmola
la vida en tu cortejo.

martes, 22 de noviembre de 2016

Tristezas yo sentí partiendo

Un mar va a permanecer esperándote ... y yo cantando; el sol dispersará millones de más de cristales ... y en tu viaje hasta los pájaros te acompañarán, haciendo cosquillas a mi corazón que dice: ven amado ... ven a mis brazos ... ven a morar conmigo ... ese amor que es generoso nos hace la vida más amada ...
Sabes lo que yo querría ahora mi bien: salir ... llegar fuera y encontrar a alguien que no me dijese nada ... no me preguntase nada también ... que me ofreciese unos brazos ... un hombro, dónde desahogar casi todo el desengaño ... más la vida anda loca ... las personas son tan tristes ... los amigos son amigos de nadie ...
Sabes que es lo que más quiero ahora mi amor: vivir en el interior de mi interior para entender porque se agreden ... se empujan por un abismo ... si debaten ... si combaten ... sin saber ...
Mi bien ... deseo llorar hasta cansarme, irme a cualquier lugar donde el amor me pueda oír contar nuestra historia con el alma llena de sentimiento, y escribirla con sangre ...
Tinta sangre del corazón ...

martes, 15 de noviembre de 2016

El País de Todoloqueheencontrado (Cuento)

Si alguno llegara a saber dónde está el palacio de mi rey, el palacio desaparecería en el aíre.
Sus muros son de plata y el techo de oro vivo.
Su reina vive en un alcazar que tiene siete patios y lleva una joya que costó lo que valían los siete reinos.
Pero déjame decirte bajito dónde está el palacio de mi rey, mira ... está en aquel rincón de la azotea, donde está la maceta de albahaca.
La princesa duerme encantada en la última playa de los siete mares que nadie pudo pasar. Tiene los brazos llenos de brazaletes y gotas de perlas en las orejas. Se despertará cuando yo la toque con mi varita de virtud, y cuando sonría se le caerán las joyas de sus labios. 
Pero déjame decirte bajito ... la princesa está en aquel rincón de la azotea donde está la maceta de albahaca.
Cuando sea la hora de irte a bañar al río, sube a la azotea. Yo estaré sentada allí ... en aquel sitio en que las sombras de las dos paredes se juntan.
Sólo a la gata le consiento estar conmigo ... porque la gata sabe dónde vive el barbero del cuento.
Pero déjame decirte bajito donde vive el barbero del cuento ... vive en aquel rincón de la azotea, donde está la maceta de albahaca.

jueves, 10 de noviembre de 2016

El Amor se escribe bonito y se hace salvaje

El Amor debiera ser plegaria silente
aunque la mía retumbe en catedrales.
El Amor ... grafología de la sensación concisa ...
agota el tintero inmortalizando lo escrito.
Del Amor es la jaula sin reja donde el mirlo
vuelve en la mañana a estrenarnos su canción;
a veces, presentada en lacrimosa inquietud,
se convierte por inherencia en nidal.
Al Amor no le importa hábito ni túnica,
sabe que el larario nos modernizará el trastero
sustituyendo sus cintas los cordeles.
Mi Amor es pluma de papagayo
que arrancada mantiene su color
y ... sigue elegante adornando tu sombrero.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Duelo por un suicidio

Estiraron las mantas, apilaron las ropas de ella sobre la cama ... las empaparon de nafta.
Vaciaron el bidón sobre el video y el grabador ... salieron de su casa y prendieron fuego, observando hasta que lo único que quedó fue su chasis quemado.
Se juntaron y salieron de allí.
Acamparon durante una semana detrás de un edificio de vidrio ... él cayó en un duelo alcohólico por la mujer muerta.
Mientras los demás hurgaban en las calles, entre otros espectros, algunos de los cuales también entendieron que más allá de los límites de la respetabilidad ... donde la razón y la civilidad muestran su segundo rostro
... es difícil sepultar a los espectros.