domingo, 17 de febrero de 2019

Hay que tener un buen par

Lo que es el agua lo enseña la sed.
Lo que es la tierra la mar que hay que cruzar.
El júbilo lo enseña la amargura, la paz lo que se cuenta de batallas, el amor el mantillo de la tierra.
Sólo la nieve dice qué es un pájaro.
Lo llevó hasta que las sencillas venas fueron ríos azules en sus manos, y suplicando con sus mansos ojos tuvo que someterse al color púrpura.
Hasta que los narcisos se mostraron y se fueron en veces incontables ... luego dejó de usarlo y ocupó su lugar entre los santos.
Su paciente silueta nunca más veremos delicada en el crepúsculo ... ni su gorrito tímido en las calles del pueblo.
En su lugar, guirnaldas, cortesanos, y en medio de todo eso, tan hermosa ...
¿no es un rostro inmortal y recatado del que hablamos ahora entre susurros?

lunes, 11 de febrero de 2019

Me siento abierta a todo

Es cuanto hoy tengo que traer, todo eso sin olvidar tampoco el corazón.
Eso, mi corazón, todos los campos, los prados anchurosos ...
Contadlo bien ... si me olvidara de algo se vería en la suma ..., eso, mi corazón y las abejas que habitan en el trébol.
Pudo vivir, vivió, y morir, murió.
Como también sonreír de todo eso, por su fe en alguien a quien nunca vio para entregarle su alma.
Pudo ir desde un sitio conocido a un lugar en el que jamás estuvo, contemplando el paisaje sin que se le turbase el corazón.
Tal era la esperanza que tenía alguien que estaba aquí y que ya no está.
Nosotros que le vimos levar anclas ... jamás hemos salido a la mar abierta.
 

sábado, 9 de febrero de 2019

Procedemos de la mar ...

Lo mismo que si la mar se retirase dejando ver un mar aún más lejano, y éste a su vez igual con otro mar, siendo los tres tan sólo conjeturas de otros mares posibles que no tienen orillas ...
Todos ellos al borde todavía de mares no nacidos.
Eso es la Eternidad.
Si en el alma hay un Huésped que no sale de casa ... ¿para qué viajar si estamos albergando al Infinito?
La urbanidad prohíbe que se le ocurra irse al anfitrión cuando está de visita en gran Emperador ...

lunes, 4 de febrero de 2019

El sexo de las almas

Acudió a la llamada, renunció a todos los juguetes de su vida ... dedicándose a los nobles quehaceres de mujer y esposa.
Si en este nuevo día echó de menos esa holgura y el miedo que eran propios de su antigua actitud, si se desgasta el otro a fuerza de uso, no consta en ningún lado ... como la mar hace crecer las algas y las perlas sin que nadie más sepa a cuántas brazas de profundidad viven.
Es el remordimiento la memoria que no duerme, incansable, una presencia de las cosas que fueron, y que vuelven asomándose a puertas y ventanas.
Su pasado ante el alma como un libro que un fósforo ilumina ... lo que se lee para facilitar y ayudar a extender las convicciones.
Es el remordimiento algo incurable, el mal que ni siquiera sana Dios
... puesto que fue obra suya y que no existe nada más adecuado en el Infierno.

miércoles, 30 de enero de 2019

Poema para niños adúlteros

Un discurso es la broma que gastan los políticos, las lágrimas un truco de los nervios.
Pero los corazones que llevan mayor peso no siempre se conmueven.
Hoy ha vuelto a mi mente un pensamiento que me era familiar ... se quedó inacabado ya hace mucho, no sabría decir en qué año fue ni adónde fue a parar ni porqué ha vuelto esta segunda vez ... ni en resumidas cuentas qué es lo que era, aunque tuviese el modo de decirlo.
Pero en algún lugar, en mi alma, sé que ya nos encontramos tiempo atrás.
Ahora sólo ha querido recordármelo
... y no ha vuelto a cruzarse en mi camino.

miércoles, 23 de enero de 2019

Que ningún viento borre el camino

A salvo en sus estancias de alabastro, la luz de la mañana no los toca, ni la del mediodía ...
Duermen dóciles miembros de la Resurrección.
Con la viga de raso y un tejado de piedra.
Ríe leve la brisa en su castillo, encima de sus cuerpos.
Balbucea la abeja en oídos estólidos, cantan pájaros dulces melodías que ignoran.
¡Qué listeza murió en este lugar!.
Es la esperanza lo que lleva plumas y se posa en el alma, cantando una tonada sin palabras que nunca tiene fin.
La voz más melodiosa en la tormenta, muy violento ha de ser el temporal capaz de desnortar al pajarillo que a tantos dio calor.
Se le oye en la tierra más glacial y en la mar más lejana, aunque jamás en la necesidad ni una miga de pan me haya pedido ...

domingo, 20 de enero de 2019

"Recordar es morir"

Por dos veces perdí cuanto tenía.
Y esto pasó en la hierba.
Me quedé por dos veces mendigando a la puerta de Dios.
Dos veces vi a los ángeles bajar para llenar de nuevo mis arcones.
¡Ladrón! ¡barquero! ¡Padre! ... una vez más soy pobre.
Aún no se lo he dicho a mi jardín para que no me quiera acobardar ... ni me siento con ánimos ahora para contarlo a todas las abejas.
En la calle tampoco lo diré, me mirarían los escaparates ...
que alguien tan ignorante y vergonzosa tenga el atrevimiento de morirse.
Mejor que no lo sepan las colinas por las que tantas veces paseaba; ni lo diré a los bosques tan queridos el día en que por fin acabe yéndome.
En la mesa no se me escapará ... ni dejaré entender por un descuido que alguien hoy dará un paso para entrar por fin en el Misterio.