sábado, 29 de junio de 2013

Better Together

Yo soy delicada, tú has estado ausente.
La pérdida me ha dolido algo, pero debo doblegarme para ti.
Observa mi arco ... estoy excitada.
Mis ojos tienen el color del césped, mi pelo es moreno.
Si besas mi sexo, ¿considerarías el lanzarte a ti mismo sobre mí, riguroso pero de algún modo amable?
Estoy extendida como un papel, así que dibújame un pecho ... me gusta que me subrayen.
Dibújame como a un niño ... necesitaré sólo dos ojos redondos y ... un pequeño beso.
Dos pendientes estarían bien.
Entonces prosigue con el hombro. Puedes detenerte aquí.
Atrápame, por favor ... ve lento por el torso dibujando abalorios, y bocas, y árboles, y oes, y un pequeño tatuaje ... ya que yo agarro, yo mordisqueo, yo levanto, yo complazco.
Dibújame bien, dibújame cálida.
Estréchame, estate alerta.
Y yo seré madera blanda y tú el clavo.
Y tú te arrojarás a mi pequeña carcel, y nos tomaremos juntos.
Y ... eso será todo.

martes, 25 de junio de 2013

El camino del luchador

Dicen que Japón fué creado por una espada, dicen que los antiguos Dioses hundieron una hoja de coral en el océano y cuando la sacaron, cuatro gotas perfectas volvieron a caer al mar, y esas gotas se convirtieron en las islas de Japón.
Yo digo, que Japón lo hicieron un puñado de guerreros valientes, dispuestos a dar la vida por una palabra al parecer olvidada ... Honor.
La flor perfecta es algo muy raro, puedes entregarte a la búsqueda de una sola ... y no habrás malgastado tu vida.
Los ojos del Tigre son como los mios ... pero el viene de allende un mar tempestuoso.
Tengo pesadillas ... todos los luchadores las tienen ...¡no! ... sólo los que se avergüenzan de lo que han hecho ...
¡No tienes ídea de lo que he hecho!
He visto  muchas cosas y no temo la muerte ... pero algunas veces la deseo ... la busco,  es cierto ... eso le pasa a las personas que han visto ... lo que han visto.
Y luego vengo al lugar de mis antepasados y hago memoria ... como las flores ... vamos muriendo.
Reconocer la vida en cada sorbo de aire ... y en cada taza de té ... en cada muerte que causamos.
Ese es el camino del luchador.
Bushidó.

lunes, 24 de junio de 2013

El secreto de la vida

Sé que esta vida, aunque no madure en el amor ... no está perdida del todo.
Sé que las flores que se mustian al amanecer, las corrientes que se estraviaron en el desierto ... no están perdidas del todo.
Sé que mis sueños no realizados, mis melodías sin cantar,  están cogidos a una cuerda tuya del laúd ... no están perdidos del todo.
Llegaste a mí en las horas caprichosas de la primavera, con cantos de flauta con flores ... y transtornaste las ondas de mi corazón hasta hacérmelas olas, que mecian el loto rojo del amor ... y me pediste que saliera contigo al secreto de la vida.
A través del goteo de la lluvia, oigo tus pasos que vienen ... y tu llamada, que me pide que salga contigo al secreto de la muerte. Voy a tí, y dejo mi mano en tu mano ... y tus ojos arden, y chorrea agua tu pelo.
La lluvia envaguece el día; relámpagos iracundos miran, súbitos, por los velos andrajosos del agua ... y el bosque está, como un león enjaulado, sacudiendo desesperadamente su melena.
Entre los vientos voladores, déjame que encuentre, hoy, mi paz en tu presencia ... porque el cielo pesaroso ha ensombrecido mi soledad, para hacerme sentir más hondo
... el toque de tu mano en mi corazón.

jueves, 20 de junio de 2013

En tí veo las imágenes que tanto amé

Me voy a comprar un día primaveral ... y cueste lo que cueste ... después de disfrutarlo ... venderé a cualquier precio mi filantropía.
Alquilaré también una estratosfera ... y me regalaré con vientos apacibles ... dejaré de competir con los luceros ... y fumaré tus besos junto al muro.
No ajaré insomne tu pijama ... ni morderé la almohada poseída ... y así tarareando ... transcurriré el lapso de tu eclipse ... mascando relajada ... tu ausencia.
Tú eres la tumba donde enterrado vive el amor ... cubierta con los trofeos de mis desaparecidos amantes ... los que te dieron las prendas que yo les impartí ... múltiple deuda que ahora solo tuya es.
En ti veo las imágenes que tanto amé ... y tú, con todas ellas ... tienes el total de mí.
Piadoso amor que no hace padecer ... amor de pensamiento unitario, amor puro, sin máscaras, constante, diáfano, intachable ...
Déjame tenerte entero ... todo mío.
Esa forma, esa gracia, ese pequeño gozo de amor que hay en tus besos, manos y ojos divinos, tu pecho ... cálido y placentero ...
... por piedad, dame todo ... no te quedes ni un ápice de un ápice ... o me muero
... o si sigo viviendo, olvidaré el sentido de la vida.
Sálvame ... gira, hábil, la llave en la muesca engrasada y ... cierra bien el cofre callado de mi alma.

domingo, 16 de junio de 2013

Sitting, Waiting, Wishing

Se dejó llevar por la habitación, para el ritual del baño.
Se recostó, cerró los ojos, y ... pensó en una gran pajarera ... loca prenda de amor.
Le pusieron sobre los ojos un paño húmedo. No lo habían hecho nunca antes.
Instintivamente intentó quitárselo ... pero una mano cogió la suya y ... la detuvo.
Sintió resbalar el agua por su cuerpo ... primero sobre las piernas, después a lo largo de los brazos, y ... sobre el pecho.
Sintió la ligereza de un velo de seda que descendía sobre él ... y la mano de una mujer que lo secaba acariciando su piel ... él no se movió en ningún momento, ni siquiera cuando sintió que las manos subian por los hombros hasta el cuello y los dedos ... la seda y los dedos ... subían hasta sus labios, y los rozaban, una vez ... lentamente, y ... desaparecian.
Sintió todavía que el velo de seda se levantaba y ... se separaba de él. El último roce fue una mano que abría la suya y ... la dejaba en un lugar cálido y húmedo.
Esperó largamente ... sin moverse.
Y, ... con cuidado, detuvo el Tiempo durante todo el tiempo que lo deseó.
Sé que también me enamoran los sueños ... María.

viernes, 7 de junio de 2013

Los sentidos del amor ... tacto y gusto

No tengas miedo, no te muevas, permanece en silencio ... nadie nos verá.
Sigue así, quiero mirarte ... no eras para mí, ahora sí ... no te acerques, te lo ruego, quedate donde estás ... tenemos una noche para nosotros. Nunca te he visto así ... tu cuerpo para mí, tu piel ... cierra los ojos y ... acariciate, te lo ruego.
No abras los ojos si te es posible y ... acariciate ... son tan hermosas tus manos ... he soñado con ellas tantas veces, ahora las quiero ver, me gusta verlas sobre tu piel, así, te lo ruego ... continua. No abras los ojos, yo estoy aquí ... nadie nos puede ver y estoy cerca de tí ... acariciate ... amado mío ... acaricia tu sexo, te lo ruego ... despacio.
Es hermosa tu mano en tu sexo ... no te detengas ... a mi me gusta mirarla y mirarte. No abras los ojos, todavia no ... no debes tener miedo, estoy cerca de tí ¿me sientes? ... te puedo rozar.  ¿Lo sientes? ... es el raso de mi vestido, no abras los ojos y ... tendrás mi piel ... tendrás mis labios ... cuando te toque por primera vez será con mis labios, no sabrás dónde ... de repente sentirás su calor sobre tí ... tal vez sea en tus ojos ... apoyaré mi boca sobre los párpados y las pestañas ... sentirás entrar el calor en tu cabeza, y mis labios en tus ojos ... o tal vez sea en tu sexo ... y los abriré bajando poco a poco.
Dejaré que tu sexo entreaba mi boca ... entrando entre mis labios y empujando mi lengua ... mi saliva descenderá por tu piel hasta tu mano ... mi beso y tu mano ... uno dentro de la otra. Hasta que al final te bese en el corazón, porque te deseo ... morderé la piel que late sobre tu pecho y con él entre mis labios serás mío de verdad ... con mi boca en el corazón serás mío para siempre. Si no me crees abre los ojos y ... miramé. Quién podrá borrar este instante, y este cuerpo mío ya sin raso ... tus manos que lo tocan ... tus ojos que lo miran ... tus dedos en mi sexo ... te deslizas debajo de mí ... aferras mis caderas ... me levantas y dejas que me deslice sobre tu sexo, despacio, tú dentro de mí moviendote lentamente ... tus manos en mi rostro ... tus dedos en mi boca ... el placer en tus ojos ... tu voz ...
... te mueves lentamente pero hasta hacerme daño ... mi placer ... mi voz  ... mi cuerpo sobre el tuyo ... tu espalda que me alza ... tus brazos que no dejan que me marche ... los golpes dentro de mí, es violencia dulce ... tus ojos buscan los mios, quieren saber hasta dónde hacerme daño ... ¡hasta donde quieras, amado mío! ... no hay final, no acabará ¿lo vés? ... para siempre echarás la cabeza hacia atrás ... gritando ... tu violencia me tiene aferrada ... no queda tiempo para huir ni fuerza para resistirse.
Tenía que ser este instante, creemé, este instante existirá, de ahora en adelante, hasta el final.