domingo, 24 de enero de 2016

La brevedad de los dioses

Cuando era niña me solía salvar un dios del griterio y la férula de los hombres, jugaba segura y serena con las flores del bosque y ... las brisas celestes jugaban conmigo.
Igual que regocijas el corazón de las plantas, cuando alzan a ti los tiernos brazos, así colmabas mi corazón padre eterno, y como el firmamento era yo tu favorita ... sagrada Luna.
Hummm dioses todos, fieles amigos, ¡no sabéis cómo os quiso mi alma!
Verdad es que aún no os invocaba con nombres, y tampoco vosostros me llamabais nunca como hacen los hombres cuando se conocen.
Con todo, sabía de vosotros más que nunca supe de los hombres ... entendía el silencio del éter ... y de los hombres jamás entendí palabra.
Me crió la melodía del bosque susurrante, y aprendí a querer entre las flores.
Crecí en brazos de los dioses ...

3 comentarios:

  1. Norma Jean me ha prohibido hablar de la infancia y ... los dioses la destruyeron.
    Hoy acepto ...

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches guapa, que tal te va la vida?, como estás?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mis neuras, como todos, supongo.
      Bicos querida.

      Eliminar