domingo, 7 de mayo de 2017

Fui yo quien os junto,

puedo prescindir de vosotros.
Estoy cansada de vosotros, caos del mundo viviente.
Sólo yo puedo extenderme por tanto tiempo en algo vivo.
Convoqué vuestra existencia ... al abrir mi boca ... al levantar mi meñique, el brillo azul del áster silvestre, la flor del lirio, inmensa, con venas doradas, venís y os vais ... con el tiempo he olvidado vuestros nombres.
Venís y os vais, cada uno maltrecho de algún modo, de algún modo comprometido ... valéis lo que vale una vida, no más que eso.
Fui yo quien os juntó; puedo ahora desecharos como un borrador que se tira ... un ejercicio.
Porque he terminado con vosotros
... visiones del más profundo dolor.

1 comentario:

  1. Muchas veces he hablado conmigo misma, pero nunca había enmudecido así.
    Se terriblemente cruel, me digo, mío será el Reino de los Cielos

    ResponderEliminar